MI ÉXITO… HUELE A FRACASO

checkmate-1511866_960_720 - copia

 

 

Eppo Cardelo

Eppocalipsis

 

Mi nombre es Eppo Cardelo y si… he luchado, he triunfado y también fracasado, he caído, he aprendido y me he curado mis heridas, pero incluso  y sobre todo en la derrota…

 

“Siempre he estado ahí”

 

La suerte o la desgracia, según se mire, de ser un profesional disciplinado, emprendedor y luchador, algo que por supuesto no te hace ser mejor que nadie, es que con el tiempo y a base de éxitos y fracasos (mucho más de esto último) adquieres una  interesante sabiduría y una no menos valiosa experiencia que no se basan en; “Cómo hacer las cosas bien para alcanzar el éxito”, sino en:

 

“Como no hacerlas mal, para que tus proyectos no acaben fracasando”

 

En mi aún fascinante y cada vez más apasionante vida profesional, he disfrutado en muchas ocasiones del dulce aroma del éxito y  bastantes más del amargo elixir del fracaso. Quizás, el hecho de conocer de primera mano las dos vertientes me ha dado una perspectiva (ni mejor ni peor que otras, simplemente la mía) sobre cómo entender el caótico mercado del emprendimiento y de la vida profesional, un mercado que no entiende de sueños y aspiraciones ni de talento ni de oportunidades  pero que con toda su cruel realidad, nos azota sin piedad marcándonos con cantidad de cicatrices en el cuerpo, en el alma y como no en el bolsillo.

 

Mi experiencia personal ha sido, un duro camino en el que aprendí que sobre el papel, todos los parámetros y estudios realizados para alguno de mis proyectos fallidos, tenían  en teoría y como mínimo, muchísimas probabilidades de éxito, pero el papel todo lo aguanta mientras que  la realidad es otra y he aprendido que no hay un solo factor determinante para que un proyecto tenga éxito, sino muchos más que no podemos prever ni controlar, aunque el trabajo esté bien hecho y a conciencia.

 

harmony-1416095_960_720

¡Nunca hay que rendirse!

Creer que solo con mucho esfuerzo, una buena apuesta por el  márquetin, una completa comunicación y presencia en los medios, un buen concepto empresarial y un buen producto, es garantía más que suficiente para alcanzar el  camino hacia el éxito es como dejar que la diosa fortuna o  el Cesar y el público en el Coliseo romano, dicten su sentencia final de muerte o supervivencia, ya que como ocurría con los gladiadores en la arena, tu lucha, valentía, esfuerzo y talento, no son los factores que determinarán el éxito de tu proyecto sino el actual y cruel coliseo llamado mercado un mercado cada vez menos cohesionado en el que intervienen factores culturales y de usos y costumbres diferentes, a tan solo unos pocos kilómetros que separan a una población de otra.

 

Emprender cualquier proyecto comienza con una idea que normalmente creemos buena y con posibilidades. Por norma general un emprendedor medio, suele hacer una serie de estudios de mercado más teóricos que efectivos y razonables, ya que desgraciadamente y debido a sus limitadas posibilidades económicas, esos estudios se suelen basar más en la intuición, sobre lo bueno que es nuestro producto y las necesidades que vamos a cubrir, que en las circunstancias y la realidad del mercado.

Uno de los grandes errores que he cometido como emprendedor es imaginarme que el público objetivo a quien iba dirigido el producto, creería en el tanto o más que yo mismo, antes que valorar con anterioridad, toda una serie de factores ambientales que hay que tener en cuenta antes de convertirlo en una realidad, algo que me llevó en el futuro, a aportar más esfuerzo, trabajo y sacrificios que beneficios económicos.

 

07/11/2014 cartagena eppo cardelo en las instalaciones de la manga club

Eppo Cardelo CEO Bodegas Salvius Foto entrevista Periódico “La Verdad”

 

 

Hay quien cree que reconocer ante el mundo que en una o  en varias ocasiones de tu vida has fracasado es, en España, lo más parecido a hacerse  el Seppuku (Harakiri) o suicidio, en el que admitir el fracaso en uno o varios proyectos que has realizado en tu vida  significa poco más o menos lo mismo que reconocer tu propia incapacidad de ser un profesional, algo que va a jugar en tu contra y va a impedir que nadie más vuelva a contar contigo en el mercado de trabajo.

Para mí el reconocerlo, lleva intrínsecamente ligado a ese reconocimiento, la honradez, la fuerza, el liderazgo, la honestidad y más aún la generosidad de mostrar un conocimiento, una sabiduría y una experiencia para que otros puedan aprender de los errores cometidos o al menos, intentar inspirar un mensaje:

 

“No tires la toalla y persigue tus sueños, pero sigue pensando en los pros y los contras cuando creas que ya lo has pensado todo”

 

 

UN EJEMPLO DE CÓMO FRACASÉ CUANDO TENÍA UN PROYECTO DE ÉXITO

 

Hace unos años me trasladé con mi familia a vivir una nueva vida desde mi Barcelona natal, al sur de España concretamente a la Región de Murcia y más concretamente aún a una zona muy cercana de la ciudad de Cartagena. Un lugar maravilloso, con una historia arqueológica absolutamente dejada de la mano de Dios, con unas posibilidades turísticas infravaloradas e infrautilizadas, con un clima anual espectacular, con una gastronomía maravillosa, con una indolencia y conformismo general lamentable y con unas necesidades hídricas de primer orden debido a la incapacidad e insolidaridad de una clase política española que prefiere que una parte o muchas partes de España se mueran de sed y no se desarrollen mientras ingentes e imponentes cantidades de agua se dejan morir en el mar antes que ayudar a desarrollar zonas de este país necesitadas de eso; de desarrollo.

En plena crisis nacional y como Project manager de interiorismo percibí que mi futuro aquí, no pasaría por la construcción ya que en aquella época y en ese sector profesional no se movía ni un “Ladrillo”,  por lo que decidí que había que reinventarse, formarse y explorar nuevos territorios profesionales que me permitieran crecer como persona y algo tan prosaico pero tan importante como dar de comer a mi familia.

Siendo esta zona de España una tierra que del fruto de sus vides y de la sabiduría de grandes maestros bodegueros, se crean unos caldos (vinos) realmente tan espectaculares como desconocidos, decidí crear un proyecto de pequeña bodega de autor.

 

5290-ori

Ilusionado y convencido de las posibilidades del proyecto, comencé aireando mi vena creativa y me puse manos a la obra para preparar el proyecto y como no, una de sus partes más importantes dentro de la comunicación y el márquetin, y no tardé mucho en encontrar un nombre para la marca que llevarían los tres vinos (Tinto Monastrell, Blanco Macabeo y un Rosado excelente resultado de la combinación de dos uvas la Garnacha y Monastrell) un nombre que me impactó por su fuerza y por su historia ya que y según conocí, era el nombre de una antigua familia patricia romana de la por tres veces milenaria ciudad de Cartagena, conocida como Salvius.

Pues bien, una vez presentada en el Registro de Patentes y Marcas dos marcas para mis vinos (Salvius y Salvius Dom) y ya en posesión de ellas como propietario, decidí (Una vez desarrollado el proyecto de almacenaje, transporte y distribución y negociación y compra anual de una serie de producciones de uva con una cooperativa local, que me abastecería y a la que estaba obligado a comprar una parte importante de su producción), comenzar a embotellar el producto para su venta. Desde ese momento invertí un capital importante en una vasta y continuada campaña de promoción de los vinos, en prensa escrita y en radio, algo que comenzó a dar sus frutos.

 

En esos momentos el volumen de ventas se disparó y lo que comenzó como un sueño, se convirtió  es una realidad que rebasaba mis expectativas más optimistas, una situación que me hizo creer que no había errado en mi proyecto, pero me equivoqué y comprendí entonces que todo mi esfuerzo, trabajo e inversión económica ya estaba y desde el principio, irremediablemente abocada a morir de éxito.

¿Morir de éxito?… Si.

Desde el primer momento me equivoque, al imaginar que con un buen producto de autor donde no solo vendes vino, sino arte y cultura, con una buena marca, un buen diseño de etiquetas, de cajas y un buen y persistente márquetin y comunicación en radio, prensa o redes sociales, tenía que triunfar con un producto como el vino español de autor que siempre tiene mercado, pero no supe valorar lo más importante a la hora de vender, la clave de la venta y su esencia… “Su público objetivo o cliente”.

En mi caso concreto, y no tengo porque no decirlo, la marca Salvius y el producto, eran de indiscutible calidad, eran unos vinos que gustaban y mucho, tanto a nacionales como extranjeros, por lo que en el sentido de producto, marca, márquetin y comunicación, no me equivoqué en absoluto y fue un éxito total.

El problema fue no conocer y entender la idiosincrasia del mercado local e incluso nacional. Me explico. Salvius era una marca (Lo sigue siendo) que adopté para la creación y venta de unos vinos excelentes con una D.O (Denominación de origen) de una localidad montañosa de la región de Murcia, llamada Bullas (D.O. Bullas), una zona con una tierra y una climatología excelente para crear unos caldos de calidad.

 

SALVIUS 3 - copia

Salvius Rosé . Salvius Monastrell. Salvius Macabeo

 

A la hora de enfrentarme al mercado local y también parte del nacional, percibí tras diferentes catas realizadas para el público en general y para mis posibles clientes en particular, que el vino les gustaba mucho pero tenía cuatro problemas de difícil solución:

1º- Su denominación de origen era D.O Bullas, una gran desconocida incluso para el público de la propia Región de Murcia, aun siendo una zona donde ya y desde época romana se hacía vino.

2º- Incomprensiblemente el público de la región preferían comprar mayoritariamente el producto de la Rioja o de Ribera del Duero antes que comprar el producto de su tierra, una costumbre que imagino que, debida primero por aquello tan español de que “Nadie es profeta en su tierra” y en segundo lugar por complejos más profundos y sociales que acabé comprendiendo, pero que  merecen una explicación mucho más extensa en otro artículo.

3º- Los vinos que mi enólogo creaba, eran unos vinos jóvenes, excelentes, con una fuerza y un sabor excepcional donde los efluvios de sus diferentes aromas y sus diversos matices, marcaba mucho  el sabor de la fruta (Uva), lo que los hacía aptos para degustar y disfrutar en el año, lo que quiere decir que no eran unos vinos de guarda (Para guardar en bodega o en casa), algo que incomprensiblemente se valora menos que un vino semi-crianza, crianza, reserva o gran reserva. Es cierto que cada caldo tiene unas características especiales y que todos los tipos de vino necesitan su tiempo para alcanzar su calidad, pero incomprensiblemente, el español medio, infravalora la calidad de un vino Joven mientras glorifica el vino que lleva un cierto tiempo en barrica y en bodega.

Y por último el precio. Después de todos los costes de inversión, en cuanto a la compra de la materia prima, la producción y creación de los vinos en la bodega, los gastos de compras a proveedores de elementos tan necesarios como botellas de vidrio, tapones, capsulas, etiquetas y cajas de cartón, más su posterior embalaje, transporte y distribución y campañas de publicidad, el precio, aun siendo un producto de autor y de calidad, era más elevado que la media de productos de Ribera del Duero o Rioja, algo que sumado a su infravaloración por ser un vino joven de una D.O no tan conocida, hacía muy complicada la venta a un público objetivo convencido del absurdo de que un vino joven de una D.O poco conocida era sinónimo de poca calidad.

No haber conocido con anterioridad al mercado al que iba destinado mi producto fue un error fatal por el que llevé (Y lo reconozco sin ningún tipo de complejo) a mi proyecto al fracaso.

Pero que nadie se equivoque, porque en realidad tuve éxito y vendí muchos miles de botellas de vino, fundamentalmente en el mercado británico, alemán, noruego y sueco, en cuyos mercados el producto era muy valorado como producto español con un componente histórico artístico que lo hacían muy atrayente, pero esas ventas no eran suficientes como para poder colocar en el mercado la producción anual completa con la que trabajaba y así poder mantener una estructura y un proyecto con resultados beneficiosos para la empresa y mi economía.

 

Tri Wine

Arte, historia, cultura y gastronomía. componentes histórico artísticos complementarios a Salvius. Etiquetas basadas en mis propias obras de arte.

 

Gracias a Dios y a tener las cosas muy claras  no intenté mantener un proyecto que no se podía mantener decidiéndome a cerrarlo y liquidarlo en una semana, sin dudarlo y sin miedo aun sabiendo que había invertido dos años de mi vida en su planificación. No me arruiné, pero si perdí más dinero del que gané, perdiendo y dedicando mucho tiempo y esfuerzo en un proyecto que no dio, fuesen los que fuesen los motivos, el resultado deseado.

Fue una dura  experiencia, ya fuese por el trabajo invertido y por el resultado no deseado, pero gracias a todo lo que trabajé y experimenté, me quedan muchas cosas buenas como la experiencia, el conocimiento y como no, dos marcas de las que soy propietario Salvius y Salvius DOM, que son todavía un activo interesante para venderselas a otra bodega o un día no muy lejano, quizás, vuelva a invertir pero esta vez con un vino y una D.O más reconocida y adaptada a los usos y costumbres de este país.

 

¿Era este proyecto un proyecto exitoso? Sin lugar a dudas Sí.

¿Fracasé? Rotundamente Si

¿Me equivoqué? Si.

¿Me arrepiento? No.

 

Hay una sentencia que me encanta y que escribió el famoso dramaturgo y poeta alemán Bertolt Brecht que dice así:

“Hay hombres que luchan un día y son buenos.

Hay otros que luchan un año y son mejores.

Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos.

Pero los hay que luchan toda la vida:

Esos son los imprescindibles”

Y los que me conocen bien saben que yo…


“Nunca tiro la toalla”

 

Por ese motivo y desde mi experiencia, me permito deciros que no hay que tener miedo a luchar, no hay que tener miedo a arriesgarse, pero lo que hay que tener es la inteligencia para hacerlo con consciencia, estudiando y analizando muy bien el entorno en el que te vas a pelear, ya que al igual que siendo una persona muy fuerte y valiente no puedes vencer con tu cuerpo a las asesinas fuerzas de la naturaleza, tampoco puedes vencer al mercado en la creencia de que lo que propones por muy bueno que sea, va a ser un éxito simplemente porque tú lo crees así.

periscope-249150_960_720

 

Nada o poco se ha escrito de los cobardes y en la mayoría de ocasiones de los valientes menos y se los olvida muy rápido, pero no hay que tener miedo a enfrentarse al destino de emprender si es eso lo que realmente deseáis pero  no debéis olvidar que el éxito no depende más de que creáis cien por cien en vuestro proyecto sino de aseguraros que el proyecto es viable y el mercado “lo ve atractivo y os lo compra” porque si no, todo el tiempo invertido, todos vuestros sueños, ilusiones, esfuerzo y dinero pueden pasar con la velocidad de un suspiro y comprender más pronto que tarde que:

 

MI ÉXITO… HUELE A FRACASO

 

Eppo Cardelo

PERDIDOS

time-1528627_960_720 - copia

“Dentro de ti está el secreto de tu felicidad”

EPPOCALIPSIS

Eppo Cardelo

 

 

¿Has hecho en tu vida lo que realmente querías hacer?

 

¿Quién soy? ¿Cómo he llegado hasta aquí? ¿Qué he hecho con mi vida? ¿Soy lo que realmente quería ser? ¿He sido consciente de todo lo que he hecho hasta ahora?  o ¿Solo me he dejado llevar por las circunstancias?

 

¿Es verdad que nuestro destino está escrito desde antes de que naciéramos? o por el contrario ¿Somos (metafóricamente hablando) el resultado de las puertas que se nos  han ido abriendo o cerrando desde nuestra infancia hasta ahora?

 

En ocasiones, muchos de nosotros nos hemos preguntado en algún momento íntimo y trascendental, aquello de ¿Qué habría sido de nuestra vida si hubiéramos hecho aquella o tal cosa distinta a la que hemos hecho?

Desgraciadamente o quizás “Por suerte” según sea el caso, el pasado nunca vuelve (aunque muchos vivan anclados y aferrados a él) y es el futuro inmediato o lo que es lo mismo, desde este mismo momento que estás leyendo estas letras en adelante, cuando todo tiene sentido y donde a todo lo que hacemos le vamos dando forma segundo a segundo, minuto a minuto, momento a momento.

 

De  manera más o menos consciente, vamos modelando y estructurando todo lo que hacemos en la vida, a veces por  inercia personal o colectiva (vivimos en sociedad) pero sobre todo por ser una especie de seres organizados y de costumbres.

 

Nuestra trayectoria vital, sigue unas coordenadas diseñadas que nos fueron programadas desde la infancia, siendo los valores, el modelo unitario  por el cual toda sociedad civilizada se rige para prevalecer y  para no caer en el más absoluto caos auto destructivo.

Desde niños, se nos ha educado racionalmente y en base a cultivar el pensamiento, la razón, la inteligencia y los valores humanistas, con el único y fundamental fin  de no caer en dañinos instintos primarios que no nos diferenciarían en nada de cualquier animal salvaje.

 

snooping-2148640_960_720 - copia

Si te sientes perdido…¡Busca en tu interior y se tu mismo!

 

Pero hay un momento de cambio, que puede venir influenciado generalmente por decisiones externas y que puede cambiar nuestro presente y nuestro futuro de manera determinante y no siempre con el resultado que realmente abríamos deseado.

 

Cuando a un niño se le niega, se le aparta o se le prohíbe hacer lo que de manera innata (talento natural) más le gusta y mejor sabe hacer, se le está creando una inseguridad y una confusión tal, que le hacen sentirse perdido de su mundo real y en muchos casos crecerá y se hará adulto arrastrando (sin tener consciencia de su problema) la  permanente sensación de no sentirse en el lugar que en realidad le correspondería estar, viviendo una vida que en realidad no estaba programado para vivir.

 

Desde la infancia se nos enseña a sacar lo mejor de nosotros mismos, a mostrarnos como somos siguiendo unas pautas de aprendizaje que pretenden no solo que  alcancemos un cierto nivel de comprensión global que nos permita ir preparándonos para sobrevivir en el entorno al que nos vamos a enfrentar, si no para adquirir diversos conocimientos que harán aflorar nuestro talento natural, la esencia de lo que somos y podemos llegar a ser, pero si se nos aparta  de ella creceremos y viviremos inconscientemente perdidos.

 

Todo el mundo tiene talento, eso es indiscutible, como también lo es que cada uno tiene el suyo y siempre con su diferencia de matices, pero no explotarlo, o en su caso dejarlo de lado nos hace en realidad sentirnos perdidos. Por eso quizás deberíamos preguntarnos:

 

¿He dedicado mi vida a desarrollar el verdadero talento que hay en mí, lo que realmente me gustaba y quería hacer, o por el contrario las circunstancias de la vida me han llevado a hacer y ser otra cosa?

 

 

En un mundo creado por y para la competición, nos han hecho creer que en esta vida y desde niños, debemos estar preparados para competir con los demás, para ser mejores y conseguir los mayores logros y éxitos. El dinero, el poder, la ostentación  y el poseer riqueza se han convertido en los más deseados iconos a alcanzar a toda costa como objetivo, mientras sin darnos cuenta, vamos dejando en el camino esas pequeñas cosas sin aparente importancia que tan ricos nos hacen, como son el amor, la felicidad, la sabiduría…

Hoy y al igual que antes, se nos enseñó y se nos programó para ser mejores en todo pero… ¿Alguien nos enseñó a ser felices con poco?

 

Un buen y sabio amigo me dijo una vez; “Lo que vivas hoy ya no lo vivirás mañana y es más fácil perder una oportunidad a que se vuelva a presentar…” y la oportunidad de ser feliz simplemente con lo que uno “Es” y no con lo que “quiere y no puede ser”, marca la diferencia entre la felicidad consciente  y la infelicidad inconsciente.

 

road-470798_960_720 - copia

Pasado y futuro son tiempos inalcanzables…¡Vive el presente!

 

Mírate al espejo y pregúntate… ¿Soy feliz con lo que hago, con lo que tengo, con lo que he hecho, con lo que he vivido y quiero vivir? ¿Aún tengo tiempo de hacer las cosas que quería hacer y no he hecho?…

 

Si y debes hacerlo, vive el ahora y dale un sentido real a tu vida y no pierdas el tiempo en lo que “Mal ocupa tu tiempo”

 

El pasado es un tiempo inalcanzable como también lo es el futuro, lo único real es el presente y es algo que debemos comprender y aprovechar para que nada ni nadie nos aparte de la esencia de lo que somos, para nunca más volvernos a sentir…

 

PERDIDOS

 

Eppo Cardelo

¿ERES LÍDER?

hand-1917895_960_720 - copia

 

EPPOCALIPSIS

Eppo Cardelo

 

Liderar algo, comenzando con nuestra propia vida es muy duro. La soledad  y la incertidumbre son dos compañeras que nos acompañan  en todo momento pero lo cierto es que una persona que se sienta con capacidad de liderar algo, lo primero que tiene que entender es que un verdadero líder

 

 “No está por encima de las personas que lidera si no justo a su lado, mostrando y marcando el camino y las pautas pero compartiendo el esfuerzo y sacrificio de equipo, durante el proceso de cumplir con el objetivo”

 

Dicen que un buen líder es quien sabe gestionar con éxito los duros momentos que se presentan durante una crisis. Todos hemos vivido y probablemente aun nos quedaran por vivir duras pruebas, complicadas crisis  que nos pondrán en difíciles tesituras y en situaciones complejas  que deberemos resolver, pero a la misma vez, esas situaciones comprometidas son también una oportunidad interesante para que en nuestra vida, se genere un caos y  a continuación  una revelación interior que hará aflorar a nuestro yo desconocido, a ese líder que vive en nosotros pero que en la gran mayoría de ocasiones no se muestra, no se manifiesta no se nos revela.

Cualquiera de nosotros sea cual sea su circunstancia, es líder y dueño de su vida y de cada uno de nosotros depende como vamos a liderar nuestro presente para afrontar el futuro con unas mínimas garantías de estabilidad.

Las crisis son la antesala inestable del cambio. Cuando una crisis se presenta, ya sea financiera, laboral o de pareja, se muestra ante nosotros una situación que, ya sea de corto o largo recorrido, va a generar un cambio en el paradigma y en la visión que teníamos de nuestras circunstancias y del Statu Quo anterior a que comenzara la crisis.

Las crisis nos dan la oportunidad de aprender, experimentar, conocer y reconocer situaciones negativas y positivas que de otra manera no conoceríamos, pero lo más importante es que nos permiten adquirir consciencia sobre quienes somos y sobre lo que verdaderamente queremos en el presente inmediato aunque el futuro se nos revele desconocido, incierto y enigmático.

Las crisis importantes, dejan sus marcas perennes como cicatrices en el alma y también consecuencias imprevisibles en nuestras relaciones personales y laborales pero lo que es evidente es que “Cuando una crisis te lleva a tocar fondo, ya no puedes hundirte más” así que lo único que te queda es enfrentarte a la realidad y aprender a salir de nuevo a flote para continuar siendo ese líder que genera confianza y en quien todos confían y…

 

“Volver a brillar, reconocerte, comprender los errores, adquirir auto estima y lo más importante; valorar a quienes en momentos de dolor y tiempos confusos y de crisis supieron estar a tu lado y nunca dejaron de darte, el apoyo que como líder, tú y ellos os merecéis”

 

Eppo Cardelo

SINCOSTING

board-1072566_960_720 - copia

¡En España se habla español!

EPPOCALIPSIS

Eppo Cardelo

 

Me fastidian los ingleses. Para que nos vamos a engañar. Bueno no es que me fastidien, la verdad es que me dan un “por culo que pa que”, con su ¡bla bla bla…Subishu Subishu…. agüichu chumarrou in tu de nait! y es  que no hay quien los entienda ¡porque no hablan en cristiano!

No es que los ingleses me caigan mal pero… ¿Sabéis lo que os digo?….

 

¡Que les den morcilla…!

 

“… y tortilla de patatas, y paella y buen jamoncito ibérico, y buen vino español…”

 

Y es que les encanta que les demos morcilla y todos nuestros increíbles productos de esta gran y maravillosa piel de toro y lo cierto es que nos encanta que disfruten y se pongan rollizos con nuestras morcillas y nuestro jamón y que se quemen con nuestro sol cada verano (Son dignos de ver todo coloraos)  mientras se ponen “Finos Catalinos” con la Sangría y el tinto de verano en el chiringuito de la playa y ¡Claro cómo no! estamos encantados de que vuelvan y se dejen una pasta en nuestro país, ¡Así tiene que ser!

 

Por ese motivo y por su amor a la Fabada Asturiana y el Chorizo de Cantimpalo, los ingleses vuelven cual rebaño bovino  desesperado, a buscar el maná y a disfrutar de los inagotables manjares de nuestra tierra, por lo que en su país de origen y cada vez que vienen a España, sus familiares se despiden de ellos en los aeropuertos con esa frase maravillosa y ya mítica de:

 

¡Volved a España y… que os den morcilla!

 

Y nosotros se la damos.

Seguro que alguno de vosotros queridos y queridas amigas estaréis pensando eso de…

 

 ¡Mira que eres de pueblo Eppo tú es que les tienes manía y no los entiendes porque no hablas ingles!

 

students-543808_960_720 - copia

¡Que les den morcilla y tortilla de patatas, y paella…!

 

Y es verdad no lo hablo porque como español, hablo la lengua más bonita que ha parido este universo del mundo mundial que es el español, la magna lengua de las personas cultas (Como no podía ser de otra manera), de la prosa eterna de Cervantes, de Lope de Vega, Pío Baroja o Federico García Lorca por poner solo unos ínfimos ejemplos y no es que yo me queje porque la gente hable inglés, ni mucho menos, incluso creo que todos deberíamos de hablar varios idiomas para así poder entendernos, lo que ocurre en realidad, es  que no me gusta  lo que está pasando en nuestro país y es que :

 

 “Los “Palabros” anglosajones han llegado como alienígenas para introducirse en nuestra mente y quedarse desplazar y eliminar en muchos casos, a nuestra sagrada lengua”

 

Y además…. me quejo e incluso entono un “Yo me acuso” porque  para mí escarnio también formo parte de este mundo que llamamos “Globalizado” y utilizo deshonrosamente esos mismos y odiosos palabros que tanto se han puesto de moda y que tanto daño hacen a nuestra cultura y a nuestra bella lengua y lo cierto es  que la cosa en vez de mejorar parece que empeora… cosas de la estupidez hispana.

 

Muchos somos los que estamos en las redes sociales, lo cual me parece magnifico ya que es una oportunidad de abrirnos y darnos a conocer al mundo y  conocer, a personas interesantes que luego se van a quedar en nuestra vida, o despreciables que van a ser liquidados sin piedad con un “Eliminar contacto”.

 

Las redes nos permiten interactuar con amigos y profesionales y es en este último mundo (El de las profesiones) el que más me perturba, y el que más me hace sentirme como si fuera Paco Martínez Soria llegando del pueblo a la gran ciudad con  la boina, la chaqueta de pana y el canario en su jaula .

 

Si amigos si… soy un pueblerino no lo puedo negar y es que muchas veces cuando algún contacto profesional  interesante de la fascinante red Linkedin me pide amistad, tengo que buscar en “San Google” que leches quiere decir en mi idioma “Pueblerino” todo su enunciado profesional.

 

 La verdad es que se me queda la cara de tonto cuando leo que muchos profesionales son; Coaching, Mentoring, journalist, Scriptwriter, Strategic consultant, CEO at Chrand Marketing, international sales, Marketing Manager y…

 

¡La madre que me parió!

 

Por ese motivo es posible que algún día tenga una epifanía vital y quiera dejar este profesional mundo de locos, decidiendo marcharme al campo para tener una vida como granjero,  y será entonces cuando eliminaré de mi perfil y de mi Currículo,  mi profesión como “Project Manager y Comunicación Global” y cambiaré mi foto de perfil para colocar está más acorde con mi nueva y “Anglo-cambiada” profesión , por lo que desde ese momento pasaré a ser:

 

eppo-campo

Eppo Cardelo // CEO Shepherd & Partner Founder Sheep caretaker

Si amigos si, ese de la foto soy yo bueno… es una imagen sacada de mis sueños porque podré ser un profesional de la leche, un “CEO Shepherd & Partner Founder Sheep caretaker”  que traducido al español más castizo querrá decir:

 

“Director General Pastor y Socio fundador como cuidador de ovejas”

 

vamos…un pastor… pero ¿A qué mola más? Es que no hay nada como decirlo en ingles que parece hasta más culto y profesional…si es que de verdad es que estamos atontaos y somos “Más tontos que un zapato”

 

Lo cierto es que las cosas son así y aunque desde aquí solo me queda el recurso de la pataleta, he decidido integrarme cien por cien en este mundo de “palabros anglosajones” y como yo soy más “Chulo que un ocho” he decidido  aportar mi sabiduría para que en el futuro y en los libros de “Historia para idiotas” se hable de mí y de los avances que propicié en  este universo de “Runners” de la lengua y del mundo profesional inventando un nuevo nombre que “Parte la pana”, una nueva definición de una especie dañina y carroñera que se mueve en el mundo empresarial y que no tiene escrúpulos ni mucho futuro como empresario de éxito, a ese tipo de personaje lo he bautizado como el:

 

“SINCOSTING”

 

(En cristiano SIN COSTE, para que nos entendamos)

¿Y que es un SINCOSTING?

Pues, SINCOSTING significa lo siguiente:

 

“Empresario depredador rodeado de sus inútiles secuaces que tienen la habilidad de aprovecharse de la necesidad  de la gente para que trabajen para ellos sin tener ningún tipo de coste estructural (Sin contrato), sin abonar un emolumento pactado fijo, exigiendo que estén dados de alta en la seguridad social pero costeándosela de su bolsillo (Autónomo), corriendo ellos con  sus gastos por trabajar (Coche, gasolina, dietas, viajes, ect…) y que cobren a comisión, o lo que es lo mismo que decir…”

 

 “Si consigues vender mi producto y haces un cliente cobras, de lo contrario no ves un euro”

 

 

Los empresarios y sus lacayos que son y  practican el SINCOSTING, son una gente hechos de una pasta muy especial, cuyo concepto de la empresa y del negocio es el de  creer que un profesional necesitado de ganar dinero (Por ejemplo, un comercial), estará más motivado para vender “Si no gana dinero hasta que no venda”

 

De esa manera y siempre según los SINCOSTING, los profesionales gratuitos que no les cuestan un céntimo, saldrán a la calle y “Mataran” por vender si quieren cobrar, así ellos se garantizan el trabajo de muchos incautos a “Coste cero”.

 

De esta manera y según los maquiavélicos planes trazados por los SINCOSTING, siempre ganan, porque en definitiva, cuando el “Pringao de turno”  ha conseguido un cliente y este entra en la base de datos de la empresa, ya pertenece a la misma (A los SINCOSTING) por lo  que si el comercial decide marcharse aburrido habiendo conseguido con suerte, tres o cuatro clientes, estos (los clientes nuevos) se quedan en la empresa y si multiplicamos este hecho por tres, cuatro, ocho o diez profesionales que se van porque no ganan dinero suficiente con esos porcentajes, a la empresa de los SINCOSTING les ha costado “Cero gastos” conseguir en un año o dos un numero espectacular de clientes a costa de la necesidad de trabajadores desesperados.

 

Pero el gran error de este tipo de empresarios SINCOSTING, es que cuando se juega con las necesidades de las personas, al final, lo barato siempre sale caro, porque cualquier buen profesional de la venta huirá de este tipo de ofertas para contactar con las empresas profesionales que “Valoren de verdad la venta y a sus comerciales”.

 

¿Y qué ocurre con los empresarios y las empresas SINCOSTING? Pues lo previsible. Al final, las únicas personas que pueden aceptar una oferta así son profesionales de corto recorrido, profesionales que ya vienen desmotivados y que se agarran a ese tipo de soluciones de manera provisional hasta que encuentran otra cosa.

 

AAEAAQAAAAAAAAgeAAAAJGY1YjU1ZGIzLTk2MjEtNGRhMi1iYzc3LTViMTEzMjRjMmVhNg

Ronald C.Stern

 

“La venta es un arte” y eso es lo que nos enseña a cada momento el maestro Ronald C. Stern (www.sternconsultants.com // STERN INTERNATIONAL of Switzerland®)  que siempre nos recuerda que las empresas con tantos equipos de Finanzas y Marketing se equivocan, ya que la clave está en:

 

“Tener equipos de ventas”

 

Por ese motivo y muchos más que él nos demuestra y en los que no puedo extenderme, Ronald nos adoctrina con toda  su sabiduría indicándonos qué:

 

“Hay que volver a invertir en el alma de la empresa; Las personas. Todas las personas deben de tener la oportunidad de gestionar con decisiones propias”

 

Por ese motivo, no se puede tener un equipo comercial o cualquier otro equipo de éxito que forme parte del organigrama de la compañía, si ese mismo equipo no siente la empresa como propia, si no interioriza que  forma parte de la familia global y que no se sienta tampoco integrada y motivada para hacer de su puesto de trabajo una plataforma con la que demostrar que es una pieza clave y fundamental para que el proyecto funcione, y eso, no se puede hacer recurriendo (Por no querer invertir y pagar lo que se merecen) a trabajadores inexpertos en contraposición de los profesionales más especializados.

 

Si queréis conocer más (Os lo recomiendo) sobre los pensamientos de Ronald C. Stern referentes al mundo de la empresa aquí os dejo este artículo de otro  gran profesional Jorge Zuazola para Linkedin.

https://www.linkedin.com/pulse/ronald-stern-el-mejor-leadership-del-mundo-jorge-zuazola

 

Cuando una empresa no diseña un plan de ventas serio y apuesta por las ganancias rápidas, por los beneficios aleatorios y por no invertir en profesionales acudiendo a trabajadores mediocres, solo puede esperar para su empresa “Resultados mediocres”.plate-403861_960_720 - copiaUn buen profesional bien pagado, no se preocupa de si llega o no llega a final de mes, se siente bien pagado y reconocido por lo que como  buen profesional, aportara todo su esfuerzo, experiencia y talento en conseguir el éxito de su cometido, “Ese y no otro será su principal objetivo”.

 

Un trabajador mal pagado pasará su tiempo de trabajo preocupado en buscar (Como sea) la manera de ganar más y más dinero para poder cubrir sus necesidades, dejando de lado toda la concentración y el plan y proyecto para hacer con resultado de éxito su trabajo.

 

Las empresas serias, tienen éxito, cuando apuestan e invierten en profesionales bien remunerados que van a aportar todo su esfuerzo y talento para alcanzar ese éxito, mientras que las empresas con proyectos y estructuras aleatorias y poco profesionales languidecen en el mercado dejando de ser “Empresa” para convertirse en un negocio barato con resultados baratos, un negociete…

 

“SINCOSTING”

 

Eppo Cardelo

“ARGUMENTACIÓN, AYUDA Y SOLUCIÓN”

 

woman-975339_960_720

¡Argumenta, ayuda y busca una solución!

 

EPPOCALIPSIS

Eppo Cardelo

 

Para que exista un problema se tienen que haber dado una serie de circunstancias.

Estas, pueden ser externas, (Lo ha generado una persona o un grupo de ellas) e incluso internas (Lo hemos generado nosotros), aunque cabe también la posibilidad de  que el problema, se halla generado simplemente  per se, por su propia naturaleza (Una enfermedad por ejemplo hereditaria), pero lo que es evidente, es que los problemas que se nos presentan en la vida, requieren de una serie de toma de decisiones para solucionarnos, comenzando por conocer la raíz del mismo y nuestras capacidades y acciones siguientes para solucionarlo ya sea por nosotros mismos o contando con ayuda externa.

 

Todo problema tiene solución, a veces definitiva, otras veces permanente y otras veces los problemas que nos afectan no se solucionan, aunque si entendemos y asimilamos que el problema sin solución es en si mismo el final de una circunstancia de la que tenemos que sacar una lectura positiva, comprenderemos que ese problema sin solución que debemos asimilar (Aunque nos halla afectado mucho) es un comienzo para otra cosa distinta, un punto de partida diferente del que debemos  comenzar con esta nueva premisa:

 

“Humildad, honestidad, capacidad de comprensión de tu interlocutor y capacidad de comunicación abierta y sincera”

 

 

 

 

 

 

 

LA HUELLA

 

sand-1677743_960_720 - copia

¿Ya sabes que huella quieres dejar?

 

EPPOCALIPSIS

Eppo Cardelo

 

 

LA EDAD UN NUMERO LIMITANTE

 

tv-broadcast-721546_960_720

¿Que edad tiene el talento?

 

 

EPPOCALIPSIS

Eppo Cardelo

 

Muchos “Teóricos”​ empresarios o responsables de área en muchas empresas, no tienen el menor empacho de llamar a una persona para hacerle una entrevista, por el mero hecho de cubrir su expediente aún a sabiendas de que no lo van a contratar.

Es inhumano y es una vergüenza esa práctica que genera en el profesional expectativas e ilusiones que luego quedan en el más oscuro vacío cuando comprueban que el teléfono no suena y esa persona que los entrevistó, ha desaparecido para siempre.

No permitáis que jueguen con vuestra vida, pero… ¿Porque ocurre esta mala praxis con tanta frecuencia?

 

¿Que edad tiene el talento?

 

Muchas veces es por estrategia empresarial. otras porque el director de recursos Humanos tiene que recibir aún, a veinte aspirantes más al puesto y otras veces es el maldito numero de edad que tenemos.

Sobrepasar los treinta años es un problema para empezar de nuevo y volver a encontrar trabajo, pero entonces… ¿Como es posible que no se valore la experiencia y en cambio se penalice?

¿Que es lo que verdaderamente están buscando las empresas en este país?

¿Contratar experiencia efectiva? O ¿Contratar según la fecha de nacimiento?

Somos una sociedad paranoica donde todo está al revés y donde en el mundo laboral todo carece de sentido ya que por lo visto y según la edad que tengas, parece que el talento desaparece, aunque lo que realmente desaparece, es el sentido común.

Aunar juventud y experiencia es como pedirle a un mi perro, que se siente en el ordenador y me busque un viaje en BlaBla Car.

Una nación en la que sus empresas no valoran la sabiduría, experiencia, efectividad y la productividad y resultados sin importar cuál sea la edad de sus profesionales, es una nación empresarialmente abocada al fracaso, y queridos amigos, en este país…

 

“En eso estamos”

 

Eppo Cardelo

MARCAR LA DIFERENCIA

 

light-bulbs-1125016_960_720

Marca la diferencia

 

 

EPPOCALIPSIS

Eppo Cardelo

 

 

¿Todo el mundo es igual, pensamos igual o actuamos igual?

No.

Entonces… ¿Por qué “NO” somos tan diferentes los unos de los otros?  La realidad es que no todos tenemos las mismas capacidades y habilidades para desarrollar los mismos cometidos y eso es algo que hay que aceptar, interiorizar, asimilar y aplicar a nuestra vida.

¿Todo el mundo vive y trabaja acorde a sus capacidades? Seguro que no, pero no es menos cierto que no sirve de nada saber que se tienen y  no hacer nada para desarrollarlas.

Nos hemos acomodado tanto en el conformismo que incluso profesionalmente, trabajamos pero “No destacamos” y no buscamos la superación y excelencia como meta y manera de mostrar el valor que somos capaces de aportar.

No es menos cierto que se  pueden tener grandes conocimientos y pocas oportunidades para demostrarlos, pero no puedes obviar que nunca conseguirás  llamar la atención si no buscas otro camino, te desmarcas, te reinventas, piensas y actúas de otra manera.

Todos somos especiales y diferentes pero solo si dejas de actuar, imitar y hacer lo que hacen los demás serás una persona capaz de “Marcar la diferencia”

 

Eppo Cardelo

¿TE CONOCES?

 

6cde4b5d-a928-45be-913f-58739b923126-original

¿Que es lo que verdaderamente eres, tienes y necesitas?

 

EPPOCALIPSIS

Eppo Cardelo

 

“Dar lo que puedas dar admitiendo desde el principio tus limitaciones”… te permitirá crecer para alcanzar tu límite real.

No admitirlas en cambio es la mejor manera de fracasar y llevar tu credibilidad al punto cero.

No pidas más de lo que realmente necesitas o te mereces si no estás preparado para cumplir con las expectativas.

Si no eres capaz de cumplir con tus promesas no puedes exigir que los demás cumplan las suyas contigo.

No puedes prometer dar el cien por cien en tu trabajo, en el amor o en las relaciones de amistad si no vas a cumplir con las promesas que vendes a los demás.

La mentira o el engaño, es una herramienta que sirve en un determinado espacio temporal como mal sucedáneo de la realidad porque al final, la verdad florece y ya conocemos que la mentira es el refugio de los cobardes .

 

 ¿Qué es para lo que estás realmente preparado?

¿Qué es lo que puedes aportar a los demás?

¿Qué es lo que verdaderamente necesitas para ser feliz?

 

 Preguntas que necesitan tu respuesta… una sincera y definitiva respuesta.

 

Eppo Cardelo

VIVE TU REALIDAD

 

woman-565104_960_720 - copia

¡Enfréntate a tu realidad!

 

 

EPPOCALIPSIS

Eppo Cardelo

 

 

¿Vivir una mentira o enfrentarnos con la realidad? El ser humano es fascinante en su comportamiento a veces coherente y otras veces apartado de toda lógica. Pero lo que todavía lo hace más incomprensible es  cuando hace del auto engaño una razón de ser… un motivo de su existencia.

El miedo a enfrentarnos con la realidad nos hace escondernos en un mundo interior de fantasías y deseos inalcanzables que chocan frontalmente con la realidad.

No aceptar lo que somos nos hace movernos por impulsos sin saber hacia dónde vamos ni qué objetivo debemos cumplir haciendo que el cronometro de  nuestra vida siga en marcha sin detenerse, mientras nuestro desarrollo personal se para, se oscurece y se marchita lentamente en un bucle de silencio que opaca nuestra realidad, una realidad que no queremos ver  por miedo a enfrentarnos a ella.

Tu destino está en enfrentarte con tus monstruos y con tus realidades, reconocer tus defectos y tus virtudes, tus miedos y tus fortalezas.

En esta vida ni somos los mejores ni los mejores lo son tanto, pero lo que está claro es que hay que mirar en nuestro interior con honestidad, sin miedo a escucharse y reconocer lo que ya sabemos para enfrentarnos sin miedo a lo desconocido.

 

Eppo Cardelo