¡MAMA YO QUIERO ENSEÑAR COACHING!

 

 

republic-of-korea-643935_960_720 - copia

Eppo Cardelo

Eppocalipsis

 

¡Mama yo de mayor quiero ser sabio y ser Mentor o Coach o Líder de lo que sea! ¿Dónde se estudia eso?-.

Eso hijo mío no se estudia… es un aprendizaje constante en base a las experiencias que tendrás en tu vida-.

¿Pero eso puede hacerme ganar mucho dinero  no?-.

¡O hacerte aún más idiota hijo… más idiota…!

 

Hay un recurso de primera necesidad para la humanidad que vale más que el oro. No, no estoy hablando de diamantes, petróleo o cualquier otro producto escaso y valioso que el ser humano haya colocado en su particular escala de necesidades materialmente lujosas. No, yo estoy hablando de un producto intangible y valioso, etéreo pero fundamental en el desarrollo de la especie humana, hablo de… “El conocimiento”

El conocimiento es una herramienta fundamental para el desarrollo de las sociedades y un elemento esencial en la evolución del ser humano como individuo. Para aplicar ese conocimiento, sea cual sea la materia o disciplina a la que vaya enfocado, existe una figura de un valor difícil de cuantificar. A esa figura la conocemos como “El mentor o tutor”.

En España, en estos últimos tiempos y  sobretodo en círculos empresariales, han comenzado a  comprender la necesidad de utilizar el conocimiento y experiencia de personas o “Mentores” como un valor fundamental para su desarrollo de negocio e incluso para su supervivencia como compañía.

La sabiduría, experiencia y conocimientos que un mentor, aporta a los miembros de una compañía o a una persona en particular, no se mide en una escala de espacio-tiempo, si no en la aplicación y efectividad de sus enseñanzas en los discípulos que necesiten y deseen adquirir la riqueza de los conocimientos de un maestro, profesional experimentado, que los atesora y mantiene a fuego lento en los profundos y enigmáticos rincones de su memoria.   

El Mentor es un guía, es un catalizador impulsor de cambios, es el inyector de conceptos capaces de estimular en los demás, ideas e impulsos nuevos que generan y revolucionan (a nivel personal o de compañía empresarial) las dinámicas de  tendencias negativas o caducas que impiden, en la mayoría de los casos, desarrollar y aflorar el verdadero valor del talento que muchas personas tienen y pueden aportar.

El desconocimiento, la ignorancia, los complejos, prejuicios e incluso el miedo, son algunas de las causas por las que hasta ahora, en España, no se le había prestado la atención que merece la figura del mentor, una figura que  no es nueva ya que incluso el cine o la televisión, nos ha mostrado de vez en cuando y en alguna producción, la importancia de las aportaciones que en la juventud e incluso en la inexperiencia de personas adultas, tiene un mentor experimentado con consciencia y conocimiento de la vida real.

Las aportaciones de un mentor (No hace falta que recuerde que en este caso no hay distinción del sexo u orientación sexual del mismo) pueden ser sin lugar a dudas, tremendamente beneficiosas e importantes para una persona, un grupo pequeño de discípulos o para toda una compañía empresarial.

Un mentor puede despejar dudas sobre conceptos erróneos y puede ayudar a las personas a ser más eficaces en su trabajo aprendiendo a trabajar con conceptos diferentes o a ser más valientes y a tener más confianza en si mismo a la hora de tomar decisiones importantes.

En mi opinión, la figura del mentor es un recurso de valor fundamental muy valorado fuera de nuestras fronteras mientras que en España, acomodados en nuestra típica y avara, tacaña e ignorante ceguera, no se aprovecha el talento, la experiencia, el conocimiento y la sabiduría de empresarios y profesionales de éxito contrastado, que son un factor humano de un valor incalculable.

Pero este concepto de “Mentor” ha adquirido actualmente otra dimensión que desgraciadamente se ha pervertido con la aparición de falsos profetas de sonrisa fácil, que lo han llevado a un lado oscuro donde comparte espacio con su alter ego…

 

 “El falso sabio”

 

A día de hoy, en una sociedad como la española, que evoluciona conceptualmente y como el resto del mundo a una velocidad vertiginosa, nos encontramos con toda una serie de conceptos varios que pueblan nuestro vocabulario e imaginario colectivo y no solo ya, desde el punto de vista empresarial, sino en el deportivo e incluso en el familiar e íntimo que están generando un cambio en el modelo de sociedad que tenemos.

Palabras como Lider, Couching, Mentoring se han convertido en  los nuevos conceptos que van a cambiar nuestra realidad social y que garantizan llevarnos a descubrir por el camino del positivismo la nueva “Tierra prometida” en la que tomando grandes dosis de ese “Positivismo para idiotas” similar a la  “Droga Soma” (que el escritor Aldous Huxley reflejó en su obra; “Un mundo feliz”)   vamos a renacer en un nuevo paradigma relacionado intrínsecamente con una palabra el…

 

“Éxito”

 

Navegando cuál aventurero internauta por ese océano infinito de  internet y de sus islas salvadoras para náufragos de todo tipo, conocidas como “Redes Sociales”, llevo observando con un cierto interés y desde hace unos años, cómo han ido evolucionando las diferentes propuestas de “Cursos de Emprendimiento”, “Cursos de Coaching”, “Cursos y charlas sobre el liderazgo” y “Empoderamiento y superación” “Aprende a enseñar” o otros de título bastante pintorescos como “Dirige Tu Vida, Consigue Tus Sueños” o “Neurociencia aplicada a la Vida” y una “Parece” que inacabable oferta de formaciones más espirituales o etéreas que académicas y  que  (por resumir y no extenderme en exceso sobre todas ellas)  lo que ofrecen es, por decirlo de una manera prosaica, “Enseñarte a conseguir tus sueños” “Ayudarte a alcanzar el éxito” y “Guiarte en el camino Veri japy para ser la leche de feliz”… ¡y viva la madre que me parió!

 

sheep-678196_960_720 - copia

¡En este país todos sabemos mucho!

 

Lo cierto es que lo que conocemos actualmente como Coaching no es algo nuevo ya que hace  miles de años en el siglo IV a.C. y en la Antigua Grecia (Aunque no está históricamente demostrado) fue Sócrates (Según nos cuenta sobre el insigne filósofo, su discípulo Platón en su obra “Teeteto (Diálogo)” que trata sobre la naturaleza del saber) quien creó un método al que bautizó como “Mayéutica”, que significa “técnica de asistir en los partos” (cuyo nombre simbolizaba la ayuda de dar a luz a la sabiduría) una metodología a través de la cual, el maestro (Sócrates) hace que el alumno, por medio de preguntas, descubra conocimientos en base a sus propias habilidades desconocidas.

El Coaching (Una palabra de origen húngaro que hace referencia a coche y que simboliza el acompañamiento y traslado de las personas de un lugar del conocimiento a otro) fue un método redescubierto y potenciado en los EEUU a principio de los años setenta del siglo pasado y en España y en la década de los noventa, aparece en nuestro país de manera muy reducida en algunas pocas grandes compañías ya que por sus altos costes eran las únicas que podían acceder a este recurso como inversión.

Pues bien, volviendo a internet y a la época actual, el complejo y dedicado trabajo de Mentor, o Coaching, se ha prostituido de tal manera, que como la aparición en España de los videoclubs en los años ochenta del siglo pasado, actualmente, el que no es Coach o Mentor, está considerado “más tonto que un zapato” y es que no hay nada más fácil que echar una ojeada a las redes sociales y comprobaremos que el kilo de Coach va bien barato.

Lo terrible de este asunto no es que exista una competencia  profesional en cuanto a esa u otras disciplinas, el problema que nos encontramos en el mercado, es la incertidumbre que me lleva a hacerme estas preguntas:

¿Cuántos profesionales hay verdaderamente preparados y capacitados  para influir positivamente en la gente? ¿Cómo es posible que una persona sin experiencia vital y profesional haga un curso de una semana y cuando acaba se le hace entrega de un certificado de juguete (Por cierto cualquier persona con una Sociedad Anónima o limitada, puede firmar uno sin que esté homologado a nivel educativo) en el que le han nombrado Coaching, lo que y según esa regla de tres, le capacita para acompañar, aconsejar e influir en la toma de decisiones  de la vida de otra persona?

Se está jugando no solo con la economía de las personas, sino que se las está engañando y se les está haciendo creer que con esos títulos han conseguido una solución a su problema laboral, pero nada más lejos de la realidad.

Mirad, esta misma tarde y en la red LinkedIN he hecho una copia de un post subido por un usuario (Del que no daré ningún tipo de datos) que estaba celebrando el final de un taller de coaching.

Lo primero que me llamó la atención fue el título de su profesión que rezaba así (Elimino las dos primeras iniciales con dos X):

Fundador de XXCOACHING  y  XX Mundo Happy…

Vamos a ver…Comienza primero con la palabra Fundador (No confundir con el Brandy) como si Fundador fuera un cargo y luego las dos XX son las iniciales de sus apellidos por lo que queda “muy molón y muy modelno”,  (Lo de la L de modelno esta hecho a posta) total para decir que es “Jacinto Coaching”, y despues…  ¿XX Mundo Happy? ¿Pero que clase de oficio es ese? ¿Es una manera subliminal de decirles a sus clientes que está contento o es el significado de lo que representa su negocio…? ¿El mundo Happy?

Esa es la cuestión… el irreal y ficticio “Mundo Happy” pero bueno, lejos de ser eso muy llamativo ya que en este mundo de la “Venta de humo” mucho espabilado /a se corona con títulos profesionales alucinantes, títulos como: Speaker motivacional (Orador motivacional… vamos que le gusta hablar desde que nació… ¿Pero para decir que?… o tambien  Coach Freethinker (Este es buenísimo, porque traducido quiere decir; Entrenador Librepensador… osea que entrena y piensa como le sale de las narices…¡¡¡Tocate lo que te cuelga!!!! 

Pero aquí no acaba la cosa porque, en realidad lo que más me fascinó, fue lo que leí a continuación sobre una foto en la que había unas ocho personas (Más mujeres que hombres) jóvenes y sonrientes (Mundo Happy) como si les hubiera tocado la lotería primitiva y decía así:

“Después de 6 días intensivos de entrenamiento terminamos con la certificación de los nuevos Trainers en Líder-Coach para la Universidad de la Felicidad. Mil gracias!!”

 

¡No es broma, esto es cierto, lo acabo de extraer de la página de LinkedIN!

¿6 días de estudio intenso… consiguen un certificado que les capacita como Trainers en Líder-Coach… para… la Universidad de la Felicidad?

Después de leer con asombro busqué si existía la famosa Universidad de la Felicidad”  y claro simplemente con poner unas “w y un punto algo”, apareció lo que simplemente es una página web donde se muestran y se venden este tipo de servicios. Vaya por delante que no soy quien para juzgar y criticar como se gana la vida cada uno pero…

¿Qué tipo de garantías profesionales puede dar un formador y su empresa certificando en un curso de 6 días que ya te has convertido en Trainer en Líder-Coach?

Lo cierto es que no tengo aún ni pajolera idea de lo que significa ese título pero si de algo estoy convencido y sin miedo a equivocarme, es  de que los conocimientos adquiridos en un curso de esas características deben ser de lo más primario que se pueda enseñar y que la validez de ese certificado tiene el mismo valor que si os firmo yo uno ahora mismo como “Músicos Compositores” osea nada y menos.

 

asparagus-2329467_960_720 - copia

¡No se me confundan!

 

Quizás muchos pardillos se crean que existe la “Universidad de la felicidad” y que por un precio (Que a buen seguro no fue barato) tienen un título universitario, pero tengo que darles la mala noticia de que con ese título, lo máximo que pueden hacer es envolver un bocadillo.

No quiero imaginar qué ocurrirá con los clientes que caigan en manos de “Los chicos del maíz” ¡perdón quería decir! de los nuevos y flamantes titulados por la “Universidad de la alegría” cuando estos preparadisimos profesionales se pongan manos a la obra en guiar en su nueva trayectoria profesional a  buenos profesionales que los necesiten para relanzar sus carreras.

Hay muchos más casos (Dramáticos por sus consecuencias pero divertidos en lo que yo entiendo como el “El timo de la estampita”) como por ejemplo este otro anuncio…

“Diplómate como Sombrero Azul y facilita sesiones productivas y asombrosas”

Taller: Seis Sombreros para Pensar®

Curso Oficial (de Bono Thinking Systems)

Diploma: Consultant “Blue Hat”

Osea que cuando terminas el cursito taller, sales hecho un consultor diplomado en… ¡¡¡¡Sombrero Azul!!!!!! ¡¡Menudo título! … hay Arquitectos, ingenieros, médicos, psicólogos y… ¡Consultores Sombrero azul! ¡Menos mal que no se les ocurrió llamar al asunto “Calzoncillos con sorpresa”! ¡porque no me quiero imaginar cómo se llamaría el título… aunque lo cierto es que no me he equivocado en hablar de lo escatológico de este asunto porque todo este tipo de formaciones e inventos del TBO (Tebeo) ¡Huelen muy mal!.

En fin amigos que estamos y vivimos en el tiempo de la manipulación, de la falsa información, de la imagen sin contenidos y de la mentira aceptada, ya que por lo que parece que no hacen falta “Profesionales preparados y de reconocida labor aunque no tengan títulos ficticios” para descubrir el origen de los problemas que nos aturden y nos acechan, porque ahora existen los “Ayudadores y ayudadoras  y solucionadores y solucionadoras” de nuestra vida y que ojo… son gente de reconocido prestigio profesional,  sobre todo entre sus mascotas, su pareja, la querida, el querido, amigos y viceversa y que junto a su dilatada experiencia y destreza,  van a entrar en nuestra mente y van a descubrir y descodificar, los complicados entresijos que nos impiden alcanzar  el éxito, mediante palabras “Chupideputamadre” que te van a hacer saltar de alegría como un poseso después de haber descubierto por fin…

“Que una zanahoria no es un nabo” aunque las dos sean largas y duras…”

¡Señoras abstenganse de esa sonrisa maliciosa por favor!

 

Mirad amigos…

“Toda acción efectiva que trate de la comunicación o de la influencia y enseñanza con la que interactúan unos seres humanos con otros, requiere de una preparación o talento específico fundamental de una importancia capital y que solo una serie de personas muy preparadas (Con título o sin él) pueden aplicar”

 

Es muy difícil cuantificar el daño que se produce en terceras personas cuando un pseudo profesional trafica con ideas o conocimientos que no posee y que afectan  e influencian negativamente a personas que necesitan de verdad el apoyo y el consejo de una persona o profesional con la experiencia, la seguridad y la sabiduría que ellos necesitan para salir adelante en su vida y encontrar un camino que les resuelva con efectividad los problemas de los que quieren salir.

Hay muy buenos profesionales Coach y experimentados Mentores y líderes que merecen todo mi respeto y admiración, de hecho tengo el honor de conocer personalmente a unos pocos hombres y mujeres con una preparación y sabiduría admirables, los cuales no merecen después de tantos años de trabajo  ser comparados con miles de aficionados que creen ver en esta disciplina una salida profesional careciendo  de la esencial “Experiencia y sabiduría” para poder dedicarse a ella y eso no lo dan los años, ni un título de un curso de seis meses, lo da las vivencias, la preparación y experiencia profesional de haber conocido en primera persona las victorias y las derrotas, los errores y los aciertos que han experimentado en su intensa vida profesional y al haber adquirido conocimiento, consciencia y sabiduría para poderla compartir con quien más la necesita. Esas son las personas que poseen la experiencia y el conocimiento efectivo para trabajar y dedicar el tiempo, esfuerzo y energía que muchas personas y empresas necesitan. Los otros son un fraude.

 

fish-1850166_960_720 - copia

¡Bien jodidos pero contentos!

 

Cuando pienso en este tipo de personas, me viene a la mente la imagen  que todos hemos visto en alguna que otra película del oeste, en la que aparece con su carromato el  típico y mugriento vendedor embaucador, que en sus manos tiene y quiere vender a todo el mundo su pócima secreta de crecepelo, una pócima que  como no podría ser de otra manera deja  al más melenudo con…

 

“Menos pelos que el calvo de la lotería”

 

Al igual que los años y las canas no dan sabiduría, las sonrisas y la positividad recalcitrante tampoco son las soluciones para afrontar problemas profundos que requieren de profesionales con sabiduría y experiencia vital y empresarial, que están preparados para abstraerse de las influencias, costumbres e ideologías del entorno para centrarse en lo que mejor saben hacer;

 

“Mostrarte el camino”

 

Todo lo demás es un peligroso fraude.

 

Eppo cardelo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s