LOS ESCLAVOS DE EUROPA

                        
                        Eppocalipsis
                                                                                                Por Eppo Cardelo








Vivimos unos momentos de la historia de la humanidad apasionantes, donde “Nada es lo que parece” pero que en realidad y si nos paramos a analizar los hechos un  momento, “Todo es lo que parece”.
Parece que el reloj del tiempo se ha parado en el mundo desde que el ya, Presidente de los Estados Unidos de América Donald Trump, ganara las elecciones  del país más poderoso y con mayor influencia en el mundo.

Sorprende y mucho que gran parte del mundo civilizado, sobre todo en Europa, se haya levantado en pie de guerra contra el presidente de una nación aliada, que por cierto aún no ha tenido tiempo de cumplir su programa electoral, el cual (Eso sí) escandaliza a medio mundo excepto a la mayoría de los ciudadanos estadounidenses quienes en su derecho a elegir libremente a su presidente, votaron a Trump y a su programa electoral y le permitieron sentarse en La Casa Blanca como su presidente y representante nacional e internacional.


Algo que les cuesta mucho reconocer a los ciudadanos y representantes políticos de esta vieja y engreída Europa es que cuando los Estados Unidos estornuda, en Europa Nos Resfriamos y es que la influencia que tiene la política de la actual y mayor Súper Potencia del mundo sobre los endiosados y corruptos políticos de la Unión europea es tal, que  sin el paraguas y protección de los EE.UU, la tan vanagloriada y sobre valorada Unión Europea deja de tener la influencia preponderante que en política exterior tiene en el mundo para ser lo que en realidad es; “Un Gigante con los pies de barro”.


La Unión Europea NO tiene  una política exterior común y es una unión excesivamente sobredimensionada de países que poco o nada aportan a la unión, más bien al contrario son una rémora que económicamente pagamos todos y que bajo mi punto de vista, nunca deberían haber formado parte de esta “Teórica Unión”.


Para cualquiera que siga la Realpolitik de la Europa comunitaria, esta Unión europea, no es más que una gran ambición brillantemente creada en 1951, (con la excusa de evitar más guerras en el continente) en el Paris de la postguerra con el nombre de Fundación de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero.  

Ésta, está siendo gobernada en base a los intereses de dos naciones, Alemania y Francia, quienes siempre soñaron, no con una unión europea, si no con una Europa sometida a sus intereses políticos y comerciales, algo que, si Hitler y Napoleón se levantaran de sus tumbas, aplaudirían efusivamente viendo como sus dos naciones han conseguido con la paz, lo que ellos no consiguieron con la invasión y destrucción del continente. Dado que Alemania y Francia, aunque no gobiernan a esta despersonalizada y servil Europa con Manu Militarí, si lo hacen económica y políticamente. Un plan brillante.

Alguien puede pensar, después de leer esto, que soy otro de los muchos ciudadanos que no creen en la Unión Europea y que estoy o abogo por una “Hispasalida” siguiendo las tesis del gobierno británico, pues no se equivoca. 

En esta culturalmente acomplejada España, siempre hemos aceptado socialmente, que todo lo que nos llega de los países ricos europeos es mejor que lo que tenemos. 

El español es un ser tan extraño, que acepta con gusto, que su idioma se llene de anglicismos y que incluso muchos de los anuncios de nuestra televisión se hablen en “Spanglish” (Algo que hace unos años nos parecía ridículo verlo hacer a la población del continente suramericano) o sea, mitad español mitad inglés, por aquello de creernos más modernos y porque parece que mola más, ya que para muchos paletos llamarse John es más molón y más moderno que llamarse Juan o llamar al programa de televisión de Carlos Sobera  First Dates por aquello de que “Ya somos europeos”. 

¡Cada día más pobres!

Y que podemos decir de “Eurovisión” donde un español representando a España muestra el talento patrio cantando “O el estribillo en inglés (Recordad a los triunfitos con su tema: “Europe’s Living a Celebration”) que suena tan español que casi me pongo a llorar, o cuando no ya cantan las canciones directamente en la lengua de la “Pérfida Albión” para demostrar que en España no se defiende ya ni la lengua, que es mucho mejor la del debilucho Shakespeare que la del  valiente soldado y escritor universal Miguel de Cervantes.

España o lo que es lo mismo los españoles, somos un país vendido a la propaganda y a la mentira de unas clases políticas (Digo clases porque cambian las personas pero no sus estrategias) que solo están en el poder para vivir de su Momio y enriquecerse o económicamente o socialmente a base de tráfico de influencias estando siempre en todos los resortes del poder. 

Hay quien creerá que estoy siendo un poco cenizo o exagerado pero lo cierto es que España cuya soberanía teórica es de los españoles, es una nación agotada, con una clase dirigente muy mal preparada y con una visión de ganancia inmediata y de “Virgencita que me quede como estoy mientras tengo el poder”

Los españoles hemos dejado de ser una sociedad civil potente, que se cabrea y que no tolera la incompetencia ni las mentiras de los dirigentes, ese cabreo se lo dejamos a la opinión pública, alguna muy seria y autentica y otra absolutamente manipulada por sus intereses editoriales y económicos con el poder.
Pero lo cierto es que Europa ha matado a España y Europa, ha llevado  a los españoles a ser meros esclavos de los poderes públicos de allí y de allá, de un lugar que la mayoría de españoles no ha visto en su vida pero que dice ser la casa de todos los europeos, la capital de la Europa rica y unida, un lugar llamado “Bruselas”.

Fuimos tan modernos y tan ricos que cambiamos la noble y vieja “Peseta” por el moderno “Euro” que tanto daño ha hecho a nuestra modesta economía doméstica y si nos fijamos en la infografía de abajo que corre por las redes sociales, veremos que la realidad es que aquella moneda gloriosa de “Cien pesetas” con las que nos tomábamos un café y aún nos sobraba dinero, la cambiamos por una de “Un euro” cuyo valor multiplico el coste de las cosas sin que se nos multiplicara el valor de nuestro salario y de los servicios que recibimos. 






Nos hemos convertido en esclavos de una economía que no podemos pagar, y somos esclavos de una estructura europea y española que dilapida el esfuerzo que todos los españoles realizamos.
Somos socios europeos pero nuestra agricultura ya no es la más potente de Europa, se nos dice que se puede plantar y que no y que cantidades se pueden cosechar, pues si sobran hay que tirarlas. Si hay sobreproducción de leche hay que tirarla, si tenemos demasiadas reses hay que sacrificarlas, si queremos exportar al resto de socios europeos nos dictan las cantidades que podemos exportar, cuando encima, no podemos exportar nuestros tomates (Los franceses nos queman los camiones en la frontera) y tenemos que comprar tomates de Marruecos, porque la Unión Europea tiene acuerdos comerciales con este país. Que un título o una carrera universitaria española tiene menos valor que uno obtenido en una universidad extranjera. 



Que llegue un artista francés a nuestro país y diga con regodeo, que las mejores “Chachas” o sirvientas de Francia, son todas españolas, se merece recordarle que en España las mejores “Putas” son casi todas francesas (El francés es su especialidad)


Hemos perdido el honor y el sentido de la realidad en este país.
Somos un país tan sobradamente rico que nos permitimos el lujo de crear una serie de mastodónticas estructuras de las que viven un sinfín de “buscavidas” que se amamantan de la “Teta estado” y del dinero público que pagamos “Todos” con nuestro sudor, a fin de cuentas y como dijo la ex ministra socialista de Fomento Magdalena Álvarez, “El dinero público no es de nadie”¡Claro pero el suyo si es suyo!
Tenemos diecisiete comunidades autónomas con sus respectivos parlamentitos y senados, a lo que hay que sumar un increíble número de diputaciones y ayuntamientos, además de innumerables entidades subvencionadas que en muchos casos no sabemos para qué sirven, lo que está claro es que no sirven a los intereses de quien los paga, o sea nosotros. 



Televisiones obsoletas, subvenciones fantasma, entidades donde se recolocan a los “Políticos y familiares quemados”, y una Europa donde enviamos nuestro dinero y en donde viven como en un retiro dorado y muy lucrativo, un nutrido número de políticos de aquí, que no sabemos que hacen allá,  todo un enorme gasto que tenemos que pagar los esclavos españoles.



Cada vez más europeos y cada vez más pobres…¡Vaya negocio!
En fin queridos,  lo cierto es que se habla a diario de Trump y de sus proyectos políticos y esto a mí sinceramente, me importa un rábano. Yo no sé quién es ese tal Trump y que es lo que va a hacer con su país, solo sé que  todos los días despertamos con las noticias de que la política sobre inmigración que va a aplicar el gobierno de este señor no es aceptada en el mundo civilizado pero de lo que nadie habla es que el 49% de la población de los EE.UU está de acuerdo con esa política frente a un 41% que está en contra. 

Dejando claro que me importa muy poco lo que este gobierno haga en su país, lo que sí que digo, es que la opinión de la mayoría de ciudadanos se debe respetar, y que debemos trabajar para que las políticas que tienen lugar en el nuestro, esto es España, no nos afecten tan dañinamente como nos están afectando.
A mí no me gustan las políticas populistas de ninguna ideología o signo político, yo solo quiero que este país, mi país, funcione y que la gente no tenga que marcharse porque no tienen oportunidad de trabajar, desarrollarse personal y profesionalmente y poder mantener con dignidad a sus familias. 

“Me gustaría que esta nación perteneciera en verdad a su pueblo, que se desarrollara con efectividad y que su riqueza no se malgastara en políticas interesadas. Yo quiero vivir en una nación que dejara de servir a los intereses de los políticos de aquí y de fuera de aquí, porque nunca he querido ser individualmente esclavo de nadie y tampoco quiero que los españoles seamos”:


LOS ESCLAVOS DE EUROPA


Eppo Cardelo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s