CURIOSOS

Somos curiosos… es nuestra naturaleza

EPPOCALIPSIS

Intuir…
Ver…
Observar…
Analizar….
Acercarse…
Conocer…
Tocar…
Experimentar…
Sentir…
Adquirir consciencia….

El ser humano es un ser extremadamente sensorial. Quizás no tenga, o por algún motivo no haya desarrollado las capacidades que otros seres de la naturaleza tienen pero si posee una disposición natural para expandir su experimentación sensorial permitiendole evolucionar y desarrollar su conocimiento, inteligencia y consciencia.

No permitas que nadie ni nada evite que seas tu “Yo” natural

La vista…el olfato….el gusto…. el tacto… el oído…no solo son los cinco sentidos con los que las personas hemos conseguido adaptarnos con éxito al ambiente del planeta tierra, sino que son las herramientas que nos permiten desarrollarnos como seres independientes y como sociedad, porque son las funciones fundamentales con las que generamos y procesamos una enorme cantidad de datos que enviados como información y que procesaremos automáticamente para adquirir inteligencia y consciencia.

Somos seres de luz que necesitamos del conocimiento para crecer y desarrollar consciencia, pero nos estamos convirtiendo en seres manipulados y anulados gracias al gran plan existente de evitar nuestra capacidad de criterio, un plan basado en la mentira, en la manipulación de la información, en programarnos sibilinamente para que practiquemos un consumo absurdo, en vivir apartados de la naturaleza y pegados a los teléfonos y los televisores (Mientras nos comen el coco con la naturaleza y el cambio climático) y sobre todo intentando crear realidades virtuales que nada tienen que ver con el mundo real.

“No dejes de ser curioso”

No permitas que nadie ni nada evite que seas tu “Yo” natural. Sal a la calle, al campo y vive…observa…analiza y sobre todo piensa, no dejes que nadie piense por ti, y no permitas ni te pongas limitaciones en tu necesidad de conocer, aprender y experimentar, aunque falles y te equivoques porque solo los que arriesgan y se equivocan adquieren la suficiente sabiduría como para no volver a cometer el mismo error.

No dejes de ser curioso y arriésgate, porque la curiosidad te hará crecer.

Eppo Cardelo

El vampiro, la empresa y el líder

vampire-2115396_960_720

Los jefes Vampiro son más comunes de lo que la gente se cree.

Eppo Cardelo

Eppocalipsis

 

Viendo el título de esta historia todo nos podría llevar a pensar que o bien podría formar parte de una novela de terror o que es una clara advertencia que nos alerta sobre ese compañero de empresa que nos mira raro y que de lo pálido que es, muestra síntomas sospechosos de no acercarse mucho al sol y de  vivir entre las sombras de la noche, o es que y quizás, lo que simplemente pasa es que es un tipo “rarito” y no le gusta la playa…

En este mundo cada vez más extraño todo es posible ya que en este planeta conocido, hay tantos enigmas desconocidos por descubrir, que nos sigue sorprendiendo encontrarnos con vampiros a los cuales no solo, no les afecta la luz del sol sino que además conviven entre los humanos creyéndose intocables ya que ni la plata puede acabar con ellos, es más adoran la plata por encima de todas las cosas, ya que  no solo les permite sobrevivir, sino alcanzar un mayor poder en su entorno.

Si amigos, si, existen los vampiros, pero no son de los que te chupan la sangre y tienen la capacidad de convertirse en murciélagos, al contrario de lo que puede parecer, ellos, los vampiros de la empresa, son aquellos personajes que convertidos en Jefes (por la gracia y decisión de consejos de administración ciegos y eficazmente inoperantes) son “Devora- hombres y mujeres” porque exprimen las capacidades de los profesionales de su entorno haciendo que todos acaten sus órdenes sin cuestionar si son buenas o malas, sin importarles que los profesionales acaben cansados, desmotivados y dejen de ser lo productivos que son, al dejar de sentirse importantes en la empresa, lo que les lleva a que hartos del jefe-vampiro, su objetivo inmediato sea el de cambiar lo más pronto posible de compañía.

Pero… ¿Cómo es posible que  en pleno Siglo XXI y en la era de la comunicación y el conocimiento, que aún existan empresas que tengan en nómina a ese perfil de trabajador (El jefe que no cuida de su equipo, lo maltrata y se comporta como un cacique que crea mal ambiente en la compañía) que tanto daña a su propia estructura?

¿Amiguismo? ¿Miedo al cambio? ¿Imposibilidad de poder pagar indemnizaciones altas al dejar de contar con los servicios de los jefes- vampiro? ¿Es una cuestión de dinero o una cuestión de falta de cultura empresarial?

Que necesitan las empresas… ¿Jefes tóxicos e inoperantes de la vieja escuela que no han cambiado los viejos sistemas de comunicación interna (ninguna comunicación) y de desarrollo de proyectos? o ¿Lideres Senior que tienen la gran experiencia, madurez y preparación para liderar  y cambiar los sistemas para hacer empresas punteras y de futuro?

 

¿Que necesita el mundo?… ¿Jefes o líderes?

 

En primer lugar lo primero que tendríamos que saber es ¿qué es un líder? Según lo que nos dice sobre su definición el diccionario de la Rae (Real academia española de la lengua), líder (o lideresa) es;

  1. m. y f. Persona que dirige o conduce un partido político, un grupo social u otra colectividad.
  2. m. y f. Persona o entidad que va a la cabeza entre los de su clase, especialmente en una competición deportiva.

¿Cuál de estas dos aseveraciones sería la correcta? Las dos por supuesto, pero si yo tuviera que quedarme con una elegiría la segunda. ¿Por qué? Pues porque es con la que más me identifico y es “bajo mi punto de vista”, la que más se acerca a mi idea y concepto de lo que tiene que ser una persona que acepte la responsabilidad de ser un líder.

Si, lo habéis leído bien, he dicho “acepte la responsabilidad”, porque  el liderazgo no es algo con lo que se haya nacido o por lo que se pueda pagar para aprender y conseguir con un curso y un título. El liderazgo es otra cosa. El liderazgo es la capacidad de generar confianza en quienes te rodean, una confianza que se fusiona en un mestizaje único, con la sabiduría, el conocimiento, los valores, la capacidad comunicativa, la asertividad , pero sobre todo…la humanidad.

career-1019755_960_720

El líder es el primero en dar ejemplo.

 

Son muchas las cualidades que forman parte y de manera inherente de la personalidad de un líder, pero creo que las que más identifica la capacidad de liderazgo de una persona, son la disposición para tomar decisiones, asumir riesgos y aceptar con naturalidad la responsabilidad de su resultado, pero sobre todo y la que más aprecio de todas ellas y que anteriormente he nombrado como segunda definición de la RAE sería.

“La consciencia del líder de reconocerse como uno más de entre los de su clase”

Así es. El verdadero líder no se ve a sí mismo como un ser superior a otros, ni se siente un privilegiado por ser quien toma las decisiones y que bajo su mando, el resto del grupo obedezca. El verdadero líder reconoce un proyecto, lo estructura y lo dirige en base al convencimiento de que es la mejor manera de conseguir el éxito, pero lo hace apoyándose, colaborando y contando con los conocimientos, sabiduría y experiencia de su equipo, confiando y delegando responsabilidades, compartiendo ideas, trabajo, riesgos y esfuerzos en pro del bien colectivo.

Entonces… ¿Una persona nace siendo líder o se prepara durante años para serlo? Bien, en primer lugar hay que tener claro que un líder es una persona, es un ser humano con el que podríamos cruzarnos en la calle y no sabríamos distinguirlo de entre otras personas.

Un líder puede llevar traje y corbata o un mono sucio de trabajo. Pueden ser hombres y mujeres esbeltos y atractivos, altos o bajos, feos o guapos, gordos o delgados, pero ninguna de esas características son necesarias para ser un líder.

Un líder es otra cosa. Un líder siente y percibe su entorno como los demás, vive como los demás, le invaden las inseguridades, los miedos y las dudas como a los demás. Un líder ama, ríe y también llora, se cansa y tiene, como podemos ver en “La pirámide de Maslow” (teoría propuesta por Abraham Maslow en su obra “Una teoría sobre la motivación humana” (A Theory of Human Motivatión) de 1943, las mismas necesidades físicas, fisiológicas y mentales como cualquier otro ser humano. Pero esa persona, el líder, quien se realiza a sí mismo y lo trasmite a los demás, se caracteriza sobre todo por su determinación.

 

“Un líder no solo ha de querer serlo, sino que además debe poder serlo”

 

Un líder es el resultado de una trayectoria de éxitos y de fracasos, de pérdidas y de ganancias, de experiencias y de conocimiento. Un líder capaz de dirigir a un grupo indeterminado de personas y a la vez un proyecto que implique y afecte a ese u otro grupo humano, es una persona que no solo aporta su enorme experiencia vital y profesional pasada si no que es capaz de conocer, valorar y  asimilar las experiencias de otros para percibir la idoneidad de aplicar esas experiencias o no, como parte también de su aprendizaje y aplicación de su liderazgo.

obstacle-647050_960_720

¿Puedes serlo?…entonces ¡debes serlo!

 

“Un líder es el primero en saltar un obstáculo y el primero en ayudar a salvarlo a los demás”

 

Un líder genera confianza, admiración y respeto porque es el primero en asumir los riesgos y es el primero en mostrar con humildad sus capacidades y con ellas, el convencimiento y determinación en la toma de decisiones, porque un líder se sabe capaz y no tiene miedo en demostrarlo. Como dije hace un tiempo “Un líder es el primero en saltar un obstáculo y el primero en ayudar a salvarlo a los demás”.

Pero un líder no se muestra si no tiene una misión o un proyecto que liderar.  Uno de los grandes problemas que acecha a las medianas empresas, lo que podríamos llamar “Empresas de origen y corte familiar” es el de la profesionalización de su estructura dirigente y cuadros intermedios.

Para los profesionales que llevamos muchos años en el mercado laboral, no nos resulta extraño encontrarnos con  medianas empresas  cuyas facturaciones son bastante interesantes (De 30 a 50 millones de euros anuales), pero que no han dado el paso de profesionalizarse contratando a personal contrastado y cualificado, mientras son dirigidas y gestionadas por miembros de la propia familia que en muchos casos (no en todos por supuesto), ni tienen la preparación ni los conocimientos profesionales necesarios o idóneos para liderar el puesto de trabajo que ejercen, ni están lo suficientemente motivados ni saben aplicar (como directivos) la inteligencia emocional para dirigir un proyecto.

Por ese motivo (y por algunos cuantos más), muchas de estas empresas familiares no tienen un proyecto estructurado y definido sobre cuál es el objetivo final dela empresa.

 

picture-416614_960_720

Los éxitos del pasado no son la garantía de éxitos futuros.

 

Sí, es cierto de que para muchos de esos propietarios gestores de sus empresas, su proyecto inmediato y el sentido de su existencia como empresa es “vender, vender y vender….para después seguir vendiendo y no dejar de vender” pero claro… ¿Y después de la venta qué? ¿Hay un proyecto presente y de futuro que haga viable la empresa? ¿Hay un proyecto o un plan que se estructure en la supervivencia de la empresa a largo plazo? ¿Hay alguna directriz establecida para modernizar la empresa y su sistema de implantación en el mercado? ¿Hay planes de contingencia para una eventual crisis sin tener que quitarse de en medio a la mitad de la plantilla? Y sobre todo…. ¿Hay una norma establecida que diferencie el ser propietario de una empresa a ser un directivo cualificado para dirigirla?

No, eso no suele ser así, de hecho la empresa familiar en España suele estar dirigida por miembros de dos generaciones de la familia; La primera, como líderes fundadores de la empresa y posteriormente sus hijos o herederos que es la siguiente.

La gran mayoría de empresas en las que coexisten la primera, la segunda e incluso la tercera generación, han tenido el éxito de mantenerse en el mercado sobreviviendo a las muchas y duras crisis que ha vivido España en estas últimas décadas, pero… ¿El éxito que tuvo el abuelo o el padre, es el mismo que van a tener los hijos?, o lo que es lo mismo y lo diré claramente ¿El hecho de ser hijo y nieto de un capacitado empresario y profesional de éxito es sinónimo de que los herederos sean también  profesionales capacitados?

Estoy convencido de que no. Lo cierto es que en el mundo profesional del siglo XXI  se exige cada vez más, que las personas estén cualificadas en muchas materias (sobre todo en los cargos técnicos y de dirección) y sobre todo se exige a los futuros líderes, que sepan reconocer con rapidez, las debilidades y las fortalezas de su entorno laboral para  diseñar planes globales de actuación que lleguen a todos los departamentos de la empresa, para  generar con eficacia los  proyectos y  estrategias de implantación, consolidación y expansión de la empresa, implicando a todo el personal de la misma en todos los procesos productivos y motivando en ellos, la conciencia de pertenencia al grupo y la importancia de su aportación a la compañía.

 

Todo este diseño empresarial, se puede aplicar eficazmente desde el liderazgo si desde el núcleo directivo de la empresa se aportan y muestran con toda claridad y sin restricciones dos partes fundamentales del principio de un proyecto de liderazgo exitoso, como son:

  • El flujo de información y comunicación.
  • La calidad del flujo de la información y comunicación.

 

Para tener una visión global de la empresa hay que saber distinguir y separar (Aunque estén absolutamente relacionadas) cuales son las estructuras de la empresa y como cada estructura o nivel de la misma interactúa y se desarrolla con el resto de los niveles de la compañía.

Todas las empresas (aunque en ellas todavía existan directivos que aún no lo entiendan)  funcionan en un sistema de red en la cual, los profesionales, actúan a modo de nodos que se entrelazan los unos a los otros mediante unas líneas invisibles que  interactúan como múltiples enlaces bidireccionales, por donde discurre la información y la comunicación y por donde se aplican los planes de acción de la empresa.

Una información errónea basada en una comunicación poco fluida o inexacta, en cuanto al contenido de los datos, es una de las grandes fuentes de problemas con los que las empresas se enfrentan, algo que desde un liderazgo fuerte y estructurado se evita y se corrige. Para ello, el líder debe aplicar su liderazgo de manera horizontal, trabajando “Junto” (implicado personalmente en el proyecto) y no “Desde” (marcando distancia), rompiendo de una vez por todas con el caduco, ineficaz y elitista “Liderazgo vertical”, algo que se aplica cuando la visión profesional es dirigir los proyectos y los equipos profesionales desde el erróneo punto de vista de lo que aún se conoce como “Jefe”.

¿Qué es lo más beneficioso para una empresa? ¿Un jefe que todo lo fiscaliza y lo quiere tener controlado o un líder que trabaje junto a su equipo y delegue responsabilidades y trabajo basándose en la confianza?

jEFE

El jefe manda desde la distancia… el líder se implica 100% con el equipo

 

Si algo está cambiando en las empresas de todo el mundo y sobre todo en España, es que poco a poco se está acabando con el paradigma en que la filosofía de trabajo se basaba simplemente en trabajar y ofrecer un servicio al cliente. Ahora la dinámica de las modernas empresas del mundo desarrollado, inciden en profesionalizar los sistemas de trabajo y en ofrecer una experiencia al cliente basada en la confianza y el servicio de calidad global. Por ese motivo las empresas actuales están desechando cada vez más la idea de contratar a “Controladores o Jefes tipo perros de presa” que ejerzan un control férreo sobre los sistemas de trabajo y los profesionales, para contratar a líderes que actúen como “desarrolladores de proyectos eficaces” que generen no solo confianza y Reputación Social de Marca en la empresa (RSM), si no que sean generadores de profesionales motivados, implicados y felices, porque un equipo implicado y motivado genera siempre grandes beneficios, económicos y sociales.

Veamos una serie de acciones que diferencian lo que es ser un “jefe” a ser un “líder”.

 

 

DIFERENCIAS ENTRE UN JEFE QUE MANDA CON UN LÍDER QUE SE IMPLICA:

 

 

  • Un jefe cree y asume que tiene un puesto superior a los demás porque se lo merece o se lo ha ganado él solo a base de esfuerzo.

Un líder está convencido de que si ha llegado hasta ahí es porque ha tenido junto a él, a un equipo que ha confiado en él y le ha ayudado a implantar sus sistemas o proyectos aportando también sus conocimientos, agradeciendo el puesto y responsabilidad que desarrolla como privilegio de confianza de su equipo y la dirección de la empresa.

 

  • Un jefe impone el criterio de su conocimiento aunque no sea el más acertado.

Un líder consulta y se apoya en su equipo para conocer la realidad de lo que ocurre interna y externamente para trazar un proyecto real  liderando el desarrollo del mismo.

 

  • Un jefe impone su valor a través de la autoridad.

Un líder se gana el respeto, la lealtad, la admiración y la confianza de los demás, compartiendo la información y el conocimiento, atendiendo al equipo y contando con sus aportaciones en todos los procesos, motivándoles a compartir  sus opiniones respecto a los proyectos que se van a realizar.

 

  • Un jefe utiliza el miedo, la amenaza o la falta de seguridad como una manera de dividir al equipo y afianzar su autoridad.

Un líder une, aporta  fuerza, confianza, lealtad y la seguridad de quien siempre estará en los buenos y malos momentos.

 

business-2879465_960_720

Ser líder es saber mostrar gratitud en público y saber guiar en privado

 

  • Un jefe exige que se sigan sus indicaciones sin que nadie se cuestione si son las correctas o no.

Un líder promueve que su equipo desarrolle la capacidad de cambio, la capacidad de adaptación y transformación, motivando al equipo en la necesidad de modificar las ideas y los proyectos en tiempo real, para hacerlos más ágiles y efectivos, informando de los cambios (si la necesidad lo requiere) incluso de manera posterior de haberlos realizado, entendiendo que lo importante no es ni la directriz primigenia ni el plan establecido, si no la capacidad efectiva y rápida de adaptación a los cambios imprevistos para cumplir con la efectividad del proyecto y el éxito del grupo.

 

  • Un jefe denuncia y evidencia los errores de los empleados ante todo el mundo.

Un líder reconoce sus propias equivocaciones y por eso reprende en privado y felicita en público.

 

  • Un jefe distribuye las tareas a realizar sin equidad a la espera de ampliar su cuenta de resultados y sin analizar la complejidad o no de cada tarea referente a cada uno de los miembros de su equipo.

Un líder desarrolla un programa conjunto  de apoyo y colaboración entre el equipo para conseguir los objetivos, ofreciéndose  e implicándose en cada uno de los procesos de cada uno de los miembros del equipo para  aportar seguridad, fuerza y apoyo, demostrando la unión para conseguir los objetivos que la empresa necesita.

 

  • Un jefe observa y trata a cada empleado como un número que tiene unas obligaciones sin plantearse la singularidad de su trabajo.

Un líder conoce las fortalezas y debilidades de su equipo y aporta estímulo y apoyo emocional y material para que los miembros del equipo que lo necesiten, se superen y consigan sus objetivos con absoluta seguridad.

 

  • Un jefe manda desde la distancia, apartado del equipo y sin implicarse en él.

Un líder acompaña a su equipo en los retos, formando parte activa del proyecto desde el principio al fin, participando y trabajando activamente la estrategia que puede llevar a  la derrota o a la victoria, pero siempre junto a su equipo.

 

¿Podemos reconvertir a los obsoletos jefes en renovados líderes?

 

Lo cierto es que las empresas cada vez están más necesitadas de líderes que de jefes, lo cual deja el camino expedito para que no solo se actualicen y modernicen los sistemas de trabajo, si no que se contemplen los proyectos empresariales como sistemas globales que tiene que llegar a todas las estructuras de la empresa, y eso no se puede hacer con una organización rígida en la dirección, con la idea de “ordeno y mando”, sino más bien con sistemas adaptativos capaces de dilatarse sin perder la esencia pero que se amolden y encajen en todo momento a las necesidades del mercado y la empresa.

african-3476371_960_720

Un líder consigue que su equipo no solo vaya a trabajar, sino que “Desee ir a trabajar”

 

Por ese motivo, el liderazgo es la clave  para que cualquier empresa, pequeña, mediana o grande se afiance en el mercado o en los mercados globales del siglo XXI. Para ello necesita contar con profesionales capaces de asimilar los cambios y aportar experiencia y conocimiento, sin pensar en el liderazgo como un puesto de autoridad a la antigua usanza, aplicando nuevos procesos y sistemas que generen un cambio de  actitud, incidiendo en la necesidad de conocer y entender la psique del equipo para alcanzar la excelencia y el éxito.

 

Un líder consigue hacer y sentirse líderes a todos los miembros de su equipo, porque a todos ellos los hace importantes e imprescindibles.

 

Para ello, debe conocer y comprender lo que significa la inteligencia emocional y aplicarla, y no solo desde el punto de vista de la empatía, sino también desde el conocimiento profesional de las debilidades y fortalezas de cada uno de los miembros del equipo, incluyendo al cuerpo directivo y a cualquier persona que forme parte de la empresa y sus diversos departamentos, desde la recepción, pasando a administración o almacén, ya que conociendo todos los resortes, aspectos y sistemas de trabajo de todos los empleados que componen la compañía, es cuando el liderazgo  se puede aplicar con efectividad al hacerse una composición  más realista de la estructura y el funcionamiento de todos los resortes de la empresa, lo que hará aflorar, las fortalezas,  necesidades o carencias que existen dentro de la compañía y que afectan en muchos casos, al rendimiento y  la efectividad de los procesos internos y externos del equipo de trabajo, poniendo después el énfasis en la personalidad y necesidades de todos y cada uno de los miembros del equipo y  en lo acertado o no sobre la forma en que  se desarrolla su trabajo. Para el líder, el equipo lo es todo.

 

El futuro está en los líderes.

¿Eres uno de ellos?

 

Eppo Cardelo

 

¿AHORRAR DINERO ES PERDERLO?

Eppocalipsis

Por Eppo Cardelo

fa0c8-profit-1139073_960_720

“Siempre se gana cuando ganamos todos”

¿Se puede perder dinero ahorrando? Aunque este enunciado parezca engañoso, no lo es.

Es cierto que ahorrar dinero y perder dinero, son a priori dos situaciones antagónicas, pero también lo es, que  eso dependerá del contexto donde las ubiquemos, algo que entonces las hace absolutamente complementarias.

Me imagino que muchos de vosotros habréis escuchado alguna vez aquella famosa frase que dice “Lo barato sale caro”. Por mi parte aún recuerdo un comentario que escuché de una persona muy sabia que decía; “En un  restaurante, si un menú “barato” de nueve euros está mal hecho, es carísimo”…

 y tenía razón.

Hay una práctica equivocada y común que realizan muchas empresas con el fin de ahorrar y bajar su nivel de gastos. Para muchas compañías, contratar a personal en prácticas y sin experiencia, es una manera barata de que alguien ocupe un lugar dentro de su estructura y supla (de alguna manera) las necesidades y las carencias que en ese momento están sufriendo, pero…

¿Es esta práctica efectiva y genera resultados económicamente positivos para la empresa?

En algunos casos es posible que si, pero en la mayoría de ellos no. Si bien es cierto que es necesario acercar a las empresas a quienes en un futuro serán los que formaran los cuadros directivos o la estructura profesional de las mismas, no es menos cierto que el éxito de los resultados que toda compañía desea, tendrá como base el trabajo profesional  que…

“Solo los profesionales con experiencia pueden aportar”.

0c922-conservation-1633063_960_720

“Muchas veces ahorrar no significa ganar”

El factor humano es la clave del éxito o del fracaso de cualquier proyecto, e invertir en un cualificado capital humano de calidad, es la clave para, no solo la supervivencia de cualquier proyecto empresarial si no para la continuidad y crecimiento del mismo en el mercado.

En estos últimos años, el mundo empresarial ha evolucionado  y lo sigue haciendo a marchas forzadas. Ahora, se comienza a tomar conciencia y se vuelve a prestar más atención al factor humano profesional sin importar su fecha de nacimiento(Algo que nunca han dejado de hacer en grandes potencias económicas como los EE.UU en América o en Europa, Alemania), aunque no todas las empresas (Sobre todo las españolas) tienen esa filosofía.

Muchas de ellas han comprendido que contratar  personas, ya sean jóvenes o maduras sin la experiencia y sin la efectividad necesaria para que se rentabilice un puesto de trabajo, es perder dinero.

¿Y cómo se rentabiliza entonces un puesto de trabajo? ¿Contratando  la experiencia y el valor seguro de quien posee los años y los conocimientos necesarios?  ¿o contratando la inexperiencia a la espera de que en poco tiempo alcance o supere en conocimientos a los profesionales “Menos jóvenes”.

La solución es fácil,  basta con “Integrar” en el proyecto común a profesionales contrastados, motivados, felices y valorados, sin importar su fecha de nacimiento, junto a la figura ya desaparecida del “Aprendiz” o por decirlo de otra manera que no “ofenda a los jóvenes profesionales con grandes títulos pero pobre experiencia…”:

“Volver a potenciar la idea del maestro y el discípulo”, algo que beneficiaría a las compañías, no solo desde el punto de vista de la efectividad si no de la “Continuidad productiva asegurada”.

El fin de toda empresa es generar beneficios, desarrollar sus proyectos en el tiempo, implantar su marca, su nivel de reputación en el mercado y mantener una estructura interna de profesionales implicados al cien por cien, en el proyecto común.

filmmaker-2838945_960_720

“La lealtad y la productividad deben ser bien remuneradas”

Pero muchas empresas comenten el gran error (Aprovechándose de la crisis y de la desesperación de muchos profesionales sin trabajo) de querer contratar “BAJO COSTE” a buenos profesionales pagandoles sueldos bajos, en la equivocada creencia de que contratan talento y profesionalidad de manera barata y que por poco gasto van a tener grandes beneficios…

Pero se equivocan.

Para cualquier empresa seria y competente, lo más importante no es la ocupación de un puesto de trabajo con mas o menos resultados, sino la ocupación de un puesto que “dé resultados productivos positivos”.

Por esa misma razón, un profesional  bien pagado  dará el 100×100 de sus conocimientos, de su esfuerzo y de su implicación para con la empresa, generando el máximo de  productividad  positiva, o lo que es lo mismo “Beneficios económicos, sociales y reputacionales para la empresa” cuando tiene cubiertas el 100×100 de sus necesidades económicas para sostenerse así mismo y a su familia.

Tener a un gran profesional mal pagado en una compañía, significa tener a una persona cuya atención y productividad, estará más pendiente de “Como” solucionar sus problemas económicos fuera de su empresa, algo que no va a conseguir concentrado todo el día en una empresa que no le paga lo suficiente.

Creer que se ahorra dinero mal pagando a buenos profesionales o  contratando barato a otros sin experiencia, es la mejor manera de perder dinero, credibilidad, efectividad y cuota de mercado, en definitiva y en este y muchos otros casos:

“Ahorrar dinero es la mejor manera de perderlo”

Eppo Cardelo

 

ENEMIGOS ÍNTIMOS

#com.unic@ EppoCardelo

man-1044151_960_720 - copia - copia Haz un trabajo introspectivo y ¡Supérate! 

Eppo Cardelo

Eppocalipsis

 “Cuando no encuentres a tu enemigo, mírate un segundo en el espejo… quizás lo encuentres allí”

Hay quien duerme sola o acompañada… hay quien duerme con pijama o desnudo y hay quienes duermen lo justo para darle, en combate “cuerpo a cuerpo (mañana, tarde, noche y los días de la siesta) soberanas palizas a su cama” , pero hay quien duerme peligrosamente en compañía de un ente tóxico, de un ser que permanece agazapado, oculto y dispuesto a hacernos la vida lo más complicada posible, destruyendo y dañando desde su anonimato, todo lo que hacemos y todo el esfuerzo que dedicamos  para tener una vida equilibrada en la que desarrollarnos de manera correcta.

Hay personas que no lo saben pero cada noche, cuando caen en brazos de Morfeo, hay una sombra pegada a ellos, un ser etéreo difícil de percibir…

Ver la entrada original 1.757 palabras más

ENEMIGOS ÍNTIMOS

 

man-1044151_960_720 - copia - copia

Haz un trabajo introspectivo y ¡Supérate! 

 

Eppo Cardelo

Eppocalipsis

 

 “Cuando no encuentres a tu enemigo, mírate un segundo en el espejo… quizás lo encuentres allí”

Hay quien duerme sola o acompañada… hay quien duerme con pijama o desnudo y hay quienes duermen lo justo para darle, en combate “cuerpo a cuerpo (mañana, tarde, noche y los días de la siesta) soberanas palizas a su cama” , pero hay quien duerme peligrosamente en compañía de un ente tóxico, de un ser que permanece agazapado, oculto y dispuesto a hacernos la vida lo más complicada posible, destruyendo y dañando desde su anonimato, todo lo que hacemos y todo el esfuerzo que dedicamos  para tener una vida equilibrada en la que desarrollarnos de manera correcta.

Hay personas que no lo saben pero cada noche, cuando caen en brazos de Morfeo, hay una sombra pegada a ellos, un ser etéreo difícil de percibir, que se mueve escurridizo y no se deja ver, un espíritu negativo que se adhiere en su cuerpo  y en sus pensamientos con tal sutileza, que hay incluso quienes quizás por miedo o necedad, evitan enfrentarse a la realidad negando su existencia.

Hay personas que desconocen que hay un mal que les sigue, que los observa y les acecha, que les amenaza y les afecta…hay personas que ignoran que por las noches nunca duermen solas y que sin ni tan siquiera imaginarlo acaban…

 

“Durmiendo con su enemigo”

 

Todo el mundo ha conocido alguna vez en su vida a ese ser, a ese engendro tóxico que se parece muy poco a nosotros pero que desde el lado oscuro se alimenta sin piedad de nuestros pensamientos y de nuestros actos. Ese monstruo interactúa con nosotros y no duda en interferir en nuestras acciones y decisiones, siendo el responsable último, en muchos casos, de que erremos el camino, de que no tomemos las decisiones adecuadas y de que no nos comportemos con nuestro entorno social, con el talante y generosidad debidos, perjudicandonos seriamente en nuestras relaciones profesionales, familiares y también sentimentales.

Si amigos si… vivimos con un “Enemigo  íntimo” que ocupa un espacio muy importante en nuestra vida y al que conocemos muy bien, tanto, que no es necesario que  lo busquéis muy lejos, al igual que es innecesario que  llaméis a una santera para que os haga en vuestra casa un ritual de limpieza de espíritus malignos, como que tampoco sirve de nada que acudáis a los “cazafantasmas” para que con sus aspira- espíritus os dejen la casa como el Míster Proper. No…no, vuestro enemigo no está en otras dimensiones ocultas, simplemente miraros al espejo y es muy posible que allí lo encontréis.

 

ropa-interior

 

Alguien podría pensar en cualquier momento, que las altas temperaturas están dañando a mis neuronas y aunque es cierto que el calor me afecta y me he planteado escribir este artículo sin nada de ropa, he preferido  seguir con mi bóxer puesto, aunque este sofoco esté afectando a mis gónadas y a mí más que discutible y futura vida sexual. (Este inciso humorístico es una demostración de que mi “Yo salvaje” ha podido con mi “Yo heurístico”¿O quizás sean la misma cosa?…)

 

¡Señoras!… seamos serios y sigamos…

 

El bien, el mal, lo positivo y lo negativo, son las dualidades con las que el ser humano se desarrolla en este largo pero efímero proceso del conocimiento y de la sabiduría y que de manera fundamental, determinan lo que somos, lo que queremos ser y lo que podemos llegar a ser.

Crecer y desarrollarse en el proceso de niño a  persona adulta, es una aventura amarga y dolorosa por la que todo el mundo pasa (si no se ha marchado con anterioridad a la otra dimensión) adquiriendo experiencia y consciencia de la vida real en base a un proceso de “Ensayo-error” en el que vamos asimilando conocimientos y destrezas cada vez que nos equivocamos, aprendiendo sobretodo, como no se han de hacer las cosas.

La vida real, es un enorme caos de ideas y actuaciones complejas que no tienen nada que ver con los sueños o con lo que creíamos que era la vida cuando éramos niños.  En el pasado, durante nuestra inocente infancia, nos sentíamos fuera de cualquier tipo de responsabilidad y vivíamos protegidos por el amor de nuestros padres incluyendo (Sin conocer el valor de las cosas) todos los caprichos que exigíamos y que ellos en sus reales posibilidades nos podían dar.

No entendíamos y por eso no podíamos reconocer significados como esfuerzo, sacrificio, trabajo duro, dinero, hipoteca, deudas, préstamos, pobreza, miseria, paro…

Todo era maravillo (como no podía ser de otra manera) y todo lo veíamos de color de rosa. Pero el tiempo y la cruda realidad  ponen las cosas en su sitio y a nosotros en el nuestro, aunque muchas veces ese sitio no sea el que realmente creemos merecer,  pero como todos ya sabemos, nadie nos dijo antes de nacer que esto iba a ser fácil o difícil, simplemente la vida  es la que es y hemos aprendido, porque lo hemos conocido y padecido, que la vida se desarrolla en base a historias y situaciones positivas y negativas, dentro  del coctel del bien y del mal.

Ahora y como personas adultas y con un mínimo de inteligencia y consciencia, depende de nosotros (y a veces de nuestras circunstancias) el plantearnos cómo vamos a pasar por la vida que estamos viviendo en este plano dimensional y en este difícil “Vía crucis” de nuestra presencia física.

El ser humano es una estructura fascinante, que se compone de un perfecto y complejo material físico (Su cuerpo) y dos elementos metafísicos que son su esencia y a la vez la puerta de entrada y salida que expande todo su ser, a los que conocemos como; El alma (El pensamiento y todo lo emocional) y su espíritu (El receptor y emisor del plan divino y el enlace con las dimensiones desconocidas).

Como seres humanos y en nuestra realidad física, vivimos en un continuo espacio tiempo que junto al alma (Que engloba a nuestro pensamiento, emociones y sentimientos), como factor aglutinante, interactúa entre la vida material y nuestra vida inmaterial (Espiritualidad).

Por ese motivo  podríamos decir que en nosotros y como un todo indivisible, coexisten tres factores o realidades que no solo están íntimamente relacionadas entre sí, sino que se afectan las unas a las otras de manera positiva y negativa.

En ese sentido de pensamientos, sentimientos y emociones, la dualidad suele aparecer cuando nuestra mente genera pensamientos positivos y pensamientos negativos. Este tipo de pensamientos inherentes al ser humano entran en conflicto cuando el pensamiento negativo es más fuerte que el positivo y deja  de ser solo un pensamiento para convertirse en una actitud.

emotions-371238_960_720

¡Mirate en el espejo!

De la misma manera que los pensamientos y las actitudes  positivas nos hacen trascender para ir más allá y afrontar y superar el universo de misteriosos obstáculos que nos limitan, la asimilación y aceptación de una forma de vida con pensamientos negativos, (como así decía  el Santo Padre y Doctor de la Iglesia  Católica Agustín de Hipona), convertirá a estos en una realidad permanente y cerrada en sí misma, agotando en ella todo su ser y su actuar.

Desde ese punto de vista, los pensamientos negativos no solo limitan, coartan y ralentizan nuestra toma de decisiones, sino que además nos impiden avanzar en el tiempo haciéndonos perder la objetividad mientras  nos sume en un estado de confusión tan profundo, que hace que muchas personas perciban equivocadamente esos pensamientos y sentimientos negativos como una señal de advertencia que interiorizan, asimilándola como una actitud válida de defensa.

 

¿Esto qué quiere decir? pues que interiorizar y asimilar los pensamientos negativos puede llegar a convertirnos en nuestro peor enemigo y aunque todo el mundo puede caer en ellos, es importante reconocer el poder devastador que tienen sobre nosotros, sobre todo si se asientan en nuestra alma y en nuestro espíritu como un todo imanente.

Si eso sucede, es posible que hayas entrado en un bucle negativo en el que te resulte difícil salir, quizás porque sin ser consciente has asumido el rol de tu otro “Yo”, tú “Enemigo íntimo” como algo natural.

 

¿Hay alguna manera de salir de ese círculo de negatividad?

 

Hay quienes creen que la mejor manera de acabar con la negatividad que nuestro “Yo negativo” nos genera es interiorizar y practicar la “Ley de la atracción”. Según esa ley o concepto, los pensamientos influyen de manera determinante a las personas, ya que estos se manifiestan como una proyección que emitimos en forma de una onda energética que en su efecto rebote, nos será devuelta de manera similar a la que hemos emitido. Según esta “Teórica ley” los pensamientos y emociones (Positivas o negativas) que generamos y proyectamos al exterior consciente o inconscientemente, crean situaciones con consecuencias similares a las que mentalmente hemos creado, un evento conocido como las “Vibraciones armoniosas de la Ley de atracción”.

Lo cierto es que no existe una base científica que demuestre que la Ley de Atracción exista y que sea un hecho que se pueda demostrar cuantificandolo con datos creíbles, pero no es menos cierto que siempre es mejor tener pensamientos positivos para uno mismo y para con los demás que no los negativos.

En mi opinión, toda teoría que aporte positividad y crecimiento es válida y no tengo porque ponerla en duda, aunque bajo mi punto de vista, creo que no basta con esperar a emitir deseos, pensamientos y emociones positivas para esperar y recibir lo mismo.

Creo que para solucionar el grave problema de convivir con un “Enemigo íntimo”, lo primero que tendríamos que hacer es percibir su existencia (Está o no está en nosotros), conocer su naturaleza (Cuál es el motivo por el que existe) y sobre todo hacer que desaparezca de nuestra vida (Trabajar con el problema) y para eso lo primero que tenemos que hacer es un trabajo de introspección real y sincera mirando en nuestro interior con honestidad y sinceridad para evitar engañarnos a nosotros mismos. 

Abstraernos de nosotros  mismos y observar lo que hacemos, analizar nuestras reacciones e interpretar todas las actitudes que nos dañan, son el primer paso para resolver el problema.

view-1782619_960_720

Debemos adquirir “Consciencia”

 

En esta vida hay que  ser conscientes de lo que somos, de cómo somos y por qué somos y adquirir consciencia de nuestro entorno. Solo así podremos conocernos y alcanzar el equilibrio que deseamos. Es difícil lidiar con un enemigo tan potente como es nuestro “Yo negativo” pero no es imposible.

En nuestra existencia, ni todo es positivo ni todo es negativo, todo se basa en encontrar el equilibrio, pero eso no ocurrirá mientras no percibas que muchos de los males  y problemas que te acechan y  te dañan son causados por tu subconsciente y viven en ti, compartiendo tu vida con una negatividad que vive de ti, convirtiendo el mismo aire puro que respiras en tóxico y el placer de una dulce y romántica cena en una amarga experiencia.

Poner fin a esa relación tóxica depende de ti y si  no la puedes vencer sin ayuda es fácil, pide acude a profesionales que te ayudarán a vencerla ya que el problema está localizado y lo conoces muy bien, a fin de cuentas sois…

 

“Enemigos íntimos”

 

Eppo Cardelo

EL ÉXITO DE UNA VENTA

c4412447-79b1-465d-81df-f6ea4ef802ba-original

 

Eppo Cardelo

Eppocalipsis

 

¿Todo se vende y todo se compra?

 

No, hay cosas que no se venden porque no están y nunca estarán a la venta, pero no es menos cierto que de alguna manera todo se muestra en el mercado de la vida y hay quien a todo pone precio.

 

Nadie puede decir en el presente “de esta agua no beberé” ya que no se puede predecir el futuro y en este mundo tan velozmente cambiante, no sabemos si lo que creemos y pensamos hoy será válido para las circunstancias que nos tocará vivir mañana, así que debemos estar abiertos y preparados para todo lo que se nos pueda presentar más allá del ahora.

 

Todo el mundo compra o vende algo, lo hacemos cada día en las redes sociales, comprando o vendiendo un producto o servicio y también nos vendemos a nosotros mismos como profesionales, pero lo que no tiene precio es la confianza.

 

La confianza es una forma de vida que está basada en principios, en la honestidad de nuestras palabras y actos, en la honradez y seguridad de nuestra mirada, en nuestra sabiduría y profesionalidad… en la química del tacto cuando nos tocamos.

 

No todo el mundo sabe vender o venderse porque para ello no basta con engañar o tener don de gentes o una presencia o sonrisa arrolladora, sino en la demostración leal de que la confianza que generas…

 

“Nunca tendrá un precio”

 

Eppo Cardelo

VIAJAR LIGERO

b09bfd77-d62a-4464-af7a-0f7fccc88a6f-original

 

Eppo Cardelo

Eppocalipsis

 

“Es mejor viajar ligero de peso, así vayas más lento o más rápido, que ir cargado con un peso innecesario”

 

Camina libre y solo te retrasará en tu viaje, el tiempo que quieras detenerte ante un bello paisaje o el momento en el que quieras mirar a los ojos a la persona que verdaderamente te complete y es que quizás sea allí, donde encuentres el lugar a donde de verdad, quieres llegar.

 

No te engañes, no te mientas, no busques en los demás quien eres, porque tú eres tú, con sus luces y sus sombras pero eres un ser genuino.

 

Busca en tu interior y se tú mismo. Lucha por hacer lo que a ti te gusta hacer y vive como quieres vivir.

 

Busca tu realidad y solo así, estoy seguro que encontraras la felicidad que mereces.

 

Eppo Cardelo

CUESTIONAR NO ES “NEGAR”

a0383804-b968-4bf3-9f03-9c9c5f087bc8-original

 

Eppo Cardelo

Eppocalipsis

 

 

Este Post parece obvio ¿Verdad? pues en esta “Era de la imagen” ya no lo es tanto.

 

Dicen que una imagen vale más que mil palabras pero la realidad es que eso no es cierto. Vivimos en una sociedad dependiente de la inmediatez y de la imagen, “Tanto”, que el sistema nos obliga a no tener tiempo de profundizar en lo que nos rodea para adquirir conocimiento.

 

Lentamente entramos en este perverso juego y perdemos nuestra capacidad de criterio, acomodandonos en la suicida opción de dejar que sean otros los que piensen y decidan por nosotros y nos vendan lo que nos quieren vender sin reconocer si…

 

“Lo que nos venden es lo que dicen que es”

 

Cuestionar no quiere decir “Negar” y una sociedad inteligente, libre e independiente profundizará en el conocimiento de lo que adquiere y si cumple con las necesidades y expectativas que dice cubrir.

 

Como clientes en un mundo de servicios, debemos reconocer que lo que compramos (producto o servicio) se ajusta a la calidad que justifica el precio de venta, reconociendo si se está frente a un profesional cualificado que merezca nuestra confianza.

 

Como profesionales adquirir “credibilidad y reputación” cuesta mucho tiempo, pero aparentar lo que no se es o vender lo que no se tiene es el camino para perderlas en poco tiempo.

 

Eppo Cardelo

¿ESCONDER EL CURRÍCULO?… O NO.

12b7e642-fe35-4c21-a4bb-737a1d9050a3-original

“La entrevista de trabajo absurda”

Eppo Cardelo

Eppocalipsis

 

¿Esconder o no tu verdadera trayectoria profesional en tu currículo?

 

Esa es la cuestión…Creo que España es el país de la UE con más “Gilipollas” por kilómetro cuadrado y es que a diferencia de los EEUU (Primera potencia mundial) casi todo el mundo con carrera universitaria o no, ha trabajado con anterioridad a encontrar el trabajo de sus sueños en cualquier honrado y variopinto oficio y se sienten orgullosos de ello y lo muestran en su currículo cuando buscan trabajo, porque allí…

 

“Es una señal de mérito y esfuerzo, haber trabajado en lo que sea antes de encontrar el trabajo para el que te has preparado”

 

Pero ¡Esto es España! El país de los soplagaitas que en vez de valorar una extensa trayectoria que muestra vuestra fuerza, espíritu y ganas de luchar, lo único que ven los “Avispados” reclutadores es que has trabajado en muchas cosas y dudan de vuestras capacidades y refranean en su ignorancia aquello de:

 

“¡Vaya…vaya… Aprendiz de mucho maestro de nada!”

 

Y es que estamos en un país de imbéciles.

 

¡Ay Leonardo Da Vinci, que suerte tuviste de no nacer en España y en esta época, porque a un tío como tú, que dominaba tantas y diferentes disciplinas te habrían dicho los inútiles de turno…!

 

¡Vaya…vaya con el Da Vinci… Aprendiz de mucho maestro de nada!

 

Eppo cardelo

¡MAMA YO QUIERO ENSEÑAR COACHING!

 

 

republic-of-korea-643935_960_720 - copia

Eppo Cardelo

Eppocalipsis

 

¡Mama yo de mayor quiero ser sabio y ser Mentor o Coach o Líder de lo que sea! ¿Dónde se estudia eso?-.

Eso hijo mío no se estudia… es un aprendizaje constante en base a las experiencias que tendrás en tu vida-.

¿Pero eso puede hacerme ganar mucho dinero  no?-.

¡O hacerte aún más idiota hijo… más idiota…!

 

Hay un recurso de primera necesidad para la humanidad que vale más que el oro. No, no estoy hablando de diamantes, petróleo o cualquier otro producto escaso y valioso que el ser humano haya colocado en su particular escala de necesidades materialmente lujosas. No, yo estoy hablando de un producto intangible y valioso, etéreo pero fundamental en el desarrollo de la especie humana, hablo de… “El conocimiento”

El conocimiento es una herramienta fundamental para el desarrollo de las sociedades y un elemento esencial en la evolución del ser humano como individuo. Para aplicar ese conocimiento, sea cual sea la materia o disciplina a la que vaya enfocado, existe una figura de un valor difícil de cuantificar. A esa figura la conocemos como “El mentor o tutor”.

En España, en estos últimos tiempos y  sobretodo en círculos empresariales, han comenzado a  comprender la necesidad de utilizar el conocimiento y experiencia de personas o “Mentores” como un valor fundamental para su desarrollo de negocio e incluso para su supervivencia como compañía.

La sabiduría, experiencia y conocimientos que un mentor, aporta a los miembros de una compañía o a una persona en particular, no se mide en una escala de espacio-tiempo, si no en la aplicación y efectividad de sus enseñanzas en los discípulos que necesiten y deseen adquirir la riqueza de los conocimientos de un maestro, profesional experimentado, que los atesora y mantiene a fuego lento en los profundos y enigmáticos rincones de su memoria.   

El Mentor es un guía, es un catalizador impulsor de cambios, es el inyector de conceptos capaces de estimular en los demás, ideas e impulsos nuevos que generan y revolucionan (a nivel personal o de compañía empresarial) las dinámicas de  tendencias negativas o caducas que impiden, en la mayoría de los casos, desarrollar y aflorar el verdadero valor del talento que muchas personas tienen y pueden aportar.

El desconocimiento, la ignorancia, los complejos, prejuicios e incluso el miedo, son algunas de las causas por las que hasta ahora, en España, no se le había prestado la atención que merece la figura del mentor, una figura que  no es nueva ya que incluso el cine o la televisión, nos ha mostrado de vez en cuando y en alguna producción, la importancia de las aportaciones que en la juventud e incluso en la inexperiencia de personas adultas, tiene un mentor experimentado con consciencia y conocimiento de la vida real.

Las aportaciones de un mentor (No hace falta que recuerde que en este caso no hay distinción del sexo u orientación sexual del mismo) pueden ser sin lugar a dudas, tremendamente beneficiosas e importantes para una persona, un grupo pequeño de discípulos o para toda una compañía empresarial.

Un mentor puede despejar dudas sobre conceptos erróneos y puede ayudar a las personas a ser más eficaces en su trabajo aprendiendo a trabajar con conceptos diferentes o a ser más valientes y a tener más confianza en si mismo a la hora de tomar decisiones importantes.

En mi opinión, la figura del mentor es un recurso de valor fundamental muy valorado fuera de nuestras fronteras mientras que en España, acomodados en nuestra típica y avara, tacaña e ignorante ceguera, no se aprovecha el talento, la experiencia, el conocimiento y la sabiduría de empresarios y profesionales de éxito contrastado, que son un factor humano de un valor incalculable.

Pero este concepto de “Mentor” ha adquirido actualmente otra dimensión que desgraciadamente se ha pervertido con la aparición de falsos profetas de sonrisa fácil, que lo han llevado a un lado oscuro donde comparte espacio con su alter ego…

 

 “El falso sabio”

 

A día de hoy, en una sociedad como la española, que evoluciona conceptualmente y como el resto del mundo a una velocidad vertiginosa, nos encontramos con toda una serie de conceptos varios que pueblan nuestro vocabulario e imaginario colectivo y no solo ya, desde el punto de vista empresarial, sino en el deportivo e incluso en el familiar e íntimo que están generando un cambio en el modelo de sociedad que tenemos.

Palabras como Lider, Couching, Mentoring se han convertido en  los nuevos conceptos que van a cambiar nuestra realidad social y que garantizan llevarnos a descubrir por el camino del positivismo la nueva “Tierra prometida” en la que tomando grandes dosis de ese “Positivismo para idiotas” similar a la  “Droga Soma” (que el escritor Aldous Huxley reflejó en su obra; “Un mundo feliz”)   vamos a renacer en un nuevo paradigma relacionado intrínsecamente con una palabra el…

 

“Éxito”

 

Navegando cuál aventurero internauta por ese océano infinito de  internet y de sus islas salvadoras para náufragos de todo tipo, conocidas como “Redes Sociales”, llevo observando con un cierto interés y desde hace unos años, cómo han ido evolucionando las diferentes propuestas de “Cursos de Emprendimiento”, “Cursos de Coaching”, “Cursos y charlas sobre el liderazgo” y “Empoderamiento y superación” “Aprende a enseñar” o otros de título bastante pintorescos como “Dirige Tu Vida, Consigue Tus Sueños” o “Neurociencia aplicada a la Vida” y una “Parece” que inacabable oferta de formaciones más espirituales o etéreas que académicas y  que  (por resumir y no extenderme en exceso sobre todas ellas)  lo que ofrecen es, por decirlo de una manera prosaica, “Enseñarte a conseguir tus sueños” “Ayudarte a alcanzar el éxito” y “Guiarte en el camino Veri japy para ser la leche de feliz”… ¡y viva la madre que me parió!

 

sheep-678196_960_720 - copia

¡En este país todos sabemos mucho!

 

Lo cierto es que lo que conocemos actualmente como Coaching no es algo nuevo ya que hace  miles de años en el siglo IV a.C. y en la Antigua Grecia (Aunque no está históricamente demostrado) fue Sócrates (Según nos cuenta sobre el insigne filósofo, su discípulo Platón en su obra “Teeteto (Diálogo)” que trata sobre la naturaleza del saber) quien creó un método al que bautizó como “Mayéutica”, que significa “técnica de asistir en los partos” (cuyo nombre simbolizaba la ayuda de dar a luz a la sabiduría) una metodología a través de la cual, el maestro (Sócrates) hace que el alumno, por medio de preguntas, descubra conocimientos en base a sus propias habilidades desconocidas.

El Coaching (Una palabra de origen húngaro que hace referencia a coche y que simboliza el acompañamiento y traslado de las personas de un lugar del conocimiento a otro) fue un método redescubierto y potenciado en los EEUU a principio de los años setenta del siglo pasado y en España y en la década de los noventa, aparece en nuestro país de manera muy reducida en algunas pocas grandes compañías ya que por sus altos costes eran las únicas que podían acceder a este recurso como inversión.

Pues bien, volviendo a internet y a la época actual, el complejo y dedicado trabajo de Mentor, o Coaching, se ha prostituido de tal manera, que como la aparición en España de los videoclubs en los años ochenta del siglo pasado, actualmente, el que no es Coach o Mentor, está considerado “más tonto que un zapato” y es que no hay nada más fácil que echar una ojeada a las redes sociales y comprobaremos que el kilo de Coach va bien barato.

Lo terrible de este asunto no es que exista una competencia  profesional en cuanto a esa u otras disciplinas, el problema que nos encontramos en el mercado, es la incertidumbre que me lleva a hacerme estas preguntas:

¿Cuántos profesionales hay verdaderamente preparados y capacitados  para influir positivamente en la gente? ¿Cómo es posible que una persona sin experiencia vital y profesional haga un curso de una semana y cuando acaba se le hace entrega de un certificado de juguete (Por cierto cualquier persona con una Sociedad Anónima o limitada, puede firmar uno sin que esté homologado a nivel educativo) en el que le han nombrado Coaching, lo que y según esa regla de tres, le capacita para acompañar, aconsejar e influir en la toma de decisiones  de la vida de otra persona?

Se está jugando no solo con la economía de las personas, sino que se las está engañando y se les está haciendo creer que con esos títulos han conseguido una solución a su problema laboral, pero nada más lejos de la realidad.

Mirad, esta misma tarde y en la red LinkedIN he hecho una copia de un post subido por un usuario (Del que no daré ningún tipo de datos) que estaba celebrando el final de un taller de coaching.

Lo primero que me llamó la atención fue el título de su profesión que rezaba así (Elimino las dos primeras iniciales con dos X):

Fundador de XXCOACHING  y  XX Mundo Happy…

Vamos a ver…Comienza primero con la palabra Fundador (No confundir con el Brandy) como si Fundador fuera un cargo y luego las dos XX son las iniciales de sus apellidos por lo que queda “muy molón y muy modelno”,  (Lo de la L de modelno esta hecho a posta) total para decir que es “Jacinto Coaching”, y despues…  ¿XX Mundo Happy? ¿Pero que clase de oficio es ese? ¿Es una manera subliminal de decirles a sus clientes que está contento o es el significado de lo que representa su negocio…? ¿El mundo Happy?

Esa es la cuestión… el irreal y ficticio “Mundo Happy” pero bueno, lejos de ser eso muy llamativo ya que en este mundo de la “Venta de humo” mucho espabilado /a se corona con títulos profesionales alucinantes, títulos como: Speaker motivacional (Orador motivacional… vamos que le gusta hablar desde que nació… ¿Pero para decir que?… o tambien  Coach Freethinker (Este es buenísimo, porque traducido quiere decir; Entrenador Librepensador… osea que entrena y piensa como le sale de las narices…¡¡¡Tocate lo que te cuelga!!!! 

Pero aquí no acaba la cosa porque, en realidad lo que más me fascinó, fue lo que leí a continuación sobre una foto en la que había unas ocho personas (Más mujeres que hombres) jóvenes y sonrientes (Mundo Happy) como si les hubiera tocado la lotería primitiva y decía así:

“Después de 6 días intensivos de entrenamiento terminamos con la certificación de los nuevos Trainers en Líder-Coach para la Universidad de la Felicidad. Mil gracias!!”

 

¡No es broma, esto es cierto, lo acabo de extraer de la página de LinkedIN!

¿6 días de estudio intenso… consiguen un certificado que les capacita como Trainers en Líder-Coach… para… la Universidad de la Felicidad?

Después de leer con asombro busqué si existía la famosa Universidad de la Felicidad”  y claro simplemente con poner unas “w y un punto algo”, apareció lo que simplemente es una página web donde se muestran y se venden este tipo de servicios. Vaya por delante que no soy quien para juzgar y criticar como se gana la vida cada uno pero…

¿Qué tipo de garantías profesionales puede dar un formador y su empresa certificando en un curso de 6 días que ya te has convertido en Trainer en Líder-Coach?

Lo cierto es que no tengo aún ni pajolera idea de lo que significa ese título pero si de algo estoy convencido y sin miedo a equivocarme, es  de que los conocimientos adquiridos en un curso de esas características deben ser de lo más primario que se pueda enseñar y que la validez de ese certificado tiene el mismo valor que si os firmo yo uno ahora mismo como “Músicos Compositores” osea nada y menos.

 

asparagus-2329467_960_720 - copia

¡No se me confundan!

 

Quizás muchos pardillos se crean que existe la “Universidad de la felicidad” y que por un precio (Que a buen seguro no fue barato) tienen un título universitario, pero tengo que darles la mala noticia de que con ese título, lo máximo que pueden hacer es envolver un bocadillo.

No quiero imaginar qué ocurrirá con los clientes que caigan en manos de “Los chicos del maíz” ¡perdón quería decir! de los nuevos y flamantes titulados por la “Universidad de la alegría” cuando estos preparadisimos profesionales se pongan manos a la obra en guiar en su nueva trayectoria profesional a  buenos profesionales que los necesiten para relanzar sus carreras.

Hay muchos más casos (Dramáticos por sus consecuencias pero divertidos en lo que yo entiendo como el “El timo de la estampita”) como por ejemplo este otro anuncio…

“Diplómate como Sombrero Azul y facilita sesiones productivas y asombrosas”

Taller: Seis Sombreros para Pensar®

Curso Oficial (de Bono Thinking Systems)

Diploma: Consultant “Blue Hat”

Osea que cuando terminas el cursito taller, sales hecho un consultor diplomado en… ¡¡¡¡Sombrero Azul!!!!!! ¡¡Menudo título! … hay Arquitectos, ingenieros, médicos, psicólogos y… ¡Consultores Sombrero azul! ¡Menos mal que no se les ocurrió llamar al asunto “Calzoncillos con sorpresa”! ¡porque no me quiero imaginar cómo se llamaría el título… aunque lo cierto es que no me he equivocado en hablar de lo escatológico de este asunto porque todo este tipo de formaciones e inventos del TBO (Tebeo) ¡Huelen muy mal!.

En fin amigos que estamos y vivimos en el tiempo de la manipulación, de la falsa información, de la imagen sin contenidos y de la mentira aceptada, ya que por lo que parece que no hacen falta “Profesionales preparados y de reconocida labor aunque no tengan títulos ficticios” para descubrir el origen de los problemas que nos aturden y nos acechan, porque ahora existen los “Ayudadores y ayudadoras  y solucionadores y solucionadoras” de nuestra vida y que ojo… son gente de reconocido prestigio profesional,  sobre todo entre sus mascotas, su pareja, la querida, el querido, amigos y viceversa y que junto a su dilatada experiencia y destreza,  van a entrar en nuestra mente y van a descubrir y descodificar, los complicados entresijos que nos impiden alcanzar  el éxito, mediante palabras “Chupideputamadre” que te van a hacer saltar de alegría como un poseso después de haber descubierto por fin…

“Que una zanahoria no es un nabo” aunque las dos sean largas y duras…”

¡Señoras abstenganse de esa sonrisa maliciosa por favor!

 

Mirad amigos…

“Toda acción efectiva que trate de la comunicación o de la influencia y enseñanza con la que interactúan unos seres humanos con otros, requiere de una preparación o talento específico fundamental de una importancia capital y que solo una serie de personas muy preparadas (Con título o sin él) pueden aplicar”

 

Es muy difícil cuantificar el daño que se produce en terceras personas cuando un pseudo profesional trafica con ideas o conocimientos que no posee y que afectan  e influencian negativamente a personas que necesitan de verdad el apoyo y el consejo de una persona o profesional con la experiencia, la seguridad y la sabiduría que ellos necesitan para salir adelante en su vida y encontrar un camino que les resuelva con efectividad los problemas de los que quieren salir.

Hay muy buenos profesionales Coach y experimentados Mentores y líderes que merecen todo mi respeto y admiración, de hecho tengo el honor de conocer personalmente a unos pocos hombres y mujeres con una preparación y sabiduría admirables, los cuales no merecen después de tantos años de trabajo  ser comparados con miles de aficionados que creen ver en esta disciplina una salida profesional careciendo  de la esencial “Experiencia y sabiduría” para poder dedicarse a ella y eso no lo dan los años, ni un título de un curso de seis meses, lo da las vivencias, la preparación y experiencia profesional de haber conocido en primera persona las victorias y las derrotas, los errores y los aciertos que han experimentado en su intensa vida profesional y al haber adquirido conocimiento, consciencia y sabiduría para poderla compartir con quien más la necesita. Esas son las personas que poseen la experiencia y el conocimiento efectivo para trabajar y dedicar el tiempo, esfuerzo y energía que muchas personas y empresas necesitan. Los otros son un fraude.

 

fish-1850166_960_720 - copia

¡Bien jodidos pero contentos!

 

Cuando pienso en este tipo de personas, me viene a la mente la imagen  que todos hemos visto en alguna que otra película del oeste, en la que aparece con su carromato el  típico y mugriento vendedor embaucador, que en sus manos tiene y quiere vender a todo el mundo su pócima secreta de crecepelo, una pócima que  como no podría ser de otra manera deja  al más melenudo con…

 

“Menos pelos que el calvo de la lotería”

 

Al igual que los años y las canas no dan sabiduría, las sonrisas y la positividad recalcitrante tampoco son las soluciones para afrontar problemas profundos que requieren de profesionales con sabiduría y experiencia vital y empresarial, que están preparados para abstraerse de las influencias, costumbres e ideologías del entorno para centrarse en lo que mejor saben hacer;

 

“Mostrarte el camino”

 

Todo lo demás es un peligroso fraude.

 

Eppo cardelo